Actualizado 06/05/2021 13:22 CET

Quinto aniversario del tesoro romano de Tomares (Sevilla) con 5.596 monedas catalogadas y 2.482 con análisis de metales

Archivo - Una de las ánforas con monedas romanas del tesoro del Zaudín de Tomares
Archivo - Una de las ánforas con monedas romanas del tesoro del Zaudín de Tomares - ARCHIVO

SEVILLA, 26 Abr. (EUROPA PRESS) -

Este martes 27 de abril se cumple el quinto aniversario ya del hallazgo en Tomares (Sevilla) del "tesoro" de 19 ánforas cargadas de monedas romanas, en el marco de las obras de acondicionamiento del parque periurbano de El Zaudín, con 5.596 de sus aproximadamente 53.208 piezas ya plenamente catalogadas, según ha informado a Europa Press el profesor de arqueología de la Universidad Hispalense Enrique García Vargas, quien forma parte del equipo de científicos que investiga este gran conjunto de monedas romanas.

Fue el pasado 27 de abril de 2016, recordémoslo, cuando las obras promovidas por la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir (CHG) y el Ayuntamiento de Tomares en el olivar de El Zaudín para acondicionarlo como un nuevo parque público propiciaron este descubrimiento arqueológico.

En concreto, durante estos trabajos, la pala de una máquina retroexcavadora arrastró en una de sus acometidas parte de un conjunto de 19 ánforas enterradas bajo el firme, diez de las cuales resultaron fragmentadas o afectadas por el impacto de la pala mecánica.

El hallazgo de estas 19 ánforas repletas de monedas de bronce constituye el mayor descubrimiento arqueológico de los últimos tiempos en la provincia de Sevilla y de los más importantes en el ámbito estatal, toda vez que su localización tuvo un impacto de carácter mundial al hacerse eco medios de comunicación de no pocos países.

Una posterior excavación arqueológica del lugar supuso el hallazgo de 105 monedas más enterradas al margen de las ánforas, sumando el conjunto del tesoro unas 53.208 piezas o numos de bronce, según cálculos del equipo científico encargado de su investigación, pues nueve ánforas siguen aún cerradas. En paralelo, el conjunto del tesoro ha sido valorado en 468.230 euros por una comisión de expertos constituida para tal fin.

LA TETRARQUÍA

La cronología de las monedas, todas ellas de bronce aunque con pequeños contenidos de plata, ha sido fijada entre los años 294 y 312 de la era actual, es decir entre finales del siglo III y comienzos del IV.

Así, el "tesoro" se encuadra en el periodo de la Tetrarquía del Bajo Imperio Romano, un sistema de gobierno instaurado por el emperador Diocleciano en el año 293 y marcado por la conflictividad, al ser dividido el poder entre dos augustos y dos césares, hasta que en el año 313 el gobierno fue reunificado en torno al augusto Constantino.

Transcurridos cinco años desde el hallazgo del citado "tesoro", depositado en el Museo Arqueológico de Sevilla para su investigación, el profesor Enrique García Vargas ha explicado que a lo largo de todos estos años, los trabajos y estudios en torno al conjunto de monedas "no se han detenido en ningún momento", si bien ha reconocido que estas labores han sufrido "dificultades" a cuenta de la pandemia de Covid-19 y las vicisitudes derivadas de la misma.

También ha incidido, según ha indicado, el cierre del Museo Arqueológico, instalado en el que fuera pabellón de Bellas Artes de la exposición iberoamericana de 1929, para su demandado proyecto de reforma y modernización, con el consiguiente traslado de la colección del museo al Centro Logístico del Patrimonio Cultural de Andalucía, ubicado en La Rinconada.

Lo cierto es que a día de hoy, según ha precisado Enrique García Vargas, ya están plenamente "catalogadas" un total de 5.596 de las monedas del tesoro, es decir que tras el estudio de esas monedas, cada una de ellas cuenta con su correspondiente "ficha informativa" con detalles como su peso, diámetro o su leyenda, conforme a los estándares "internacionales" en la materia.

UNA MONEDA CON LA EFIGIE DE UNA MUJER

Las piezas de este "tesoro", según ha manifestado, pertenecen a "series monetarias" del mundo romano "muy conocidas y catalogadas", si bien su estudio ha arrojado algunas sorpresas, como es el caso de una moneda que presenta la efigie de una mujer, algo "no muy frecuente" en el periodo histórico al que corresponden estas piezas.

En paralelo, 2.482 de las monedas han sido ya sometidas a un "análisis de sus metales" para conocer la aleación concreta de la que están compuestas, lo que ha llevado a Enrique García Vargas a explicar que estas monedas se encuadran en un periodo histórico del que constan "devaluaciones monetarias" con aspectos como la reducción del contenido de plata en las piezas. Por eso, los resultados de estos análisis ayudan a "estudiar esos procesos de depreciación".

Los análisis de las aleaciones metálicas de las monedas, además, sirven para conocer los "procesos de corrupción" sufridos por las mismas y contar con más información para su mejor conservación, según ha agregado este investigador del departamento de Prehistoria y Arqueología de la Universidad de Sevilla.

Así las cosas, Enrique García Vargas ha recordado que la investigación científica de este gran conjunto de monedas romanas necesitará "bastantes años", dado el ingente número de piezas y el hecho de que las ánforas descubiertas intactas y selladas siguen sin ser abiertas. La apertura de las mismas, según ha indicado, será acometida "cuando llegue el momento" preciso para ello en el marco de la investigación.

Contador

Para leer más