Publicado 20/04/2022 13:50

La ROSS dedica el IX concierto del ciclo de música de cámara al romanticismo de Fauré y Schumann

Un grupo de músicos en un ensayo con ocasión del ciclo de cámara de la ROSS dedicado al romanticismo de Fauré y Schumann.
Un grupo de músicos en un ensayo con ocasión del ciclo de cámara de la ROSS dedicado al romanticismo de Fauré y Schumann. - ROSS

El programa está compuesto por dos obras para violín, viola, violonchelo y piano

SEVILLA, 20 Abr. (EUROPA PRESS) -

La Real Orquesta Sinfónica de Sevilla (ROSS) centra su noveno concierto del ciclo música de cámara en dos de los grandes exponentes del romanticismo: Gabriel Fauré y Robert Shumann. En este sentido, el domingo 24 de abril, a las 12,00 horas, la Sala Turina acoge este nuevo concierto que se enmarca dentro del citado ciclo de la temporada 2021-2022.

En este concierto la Ross apuesta por dos obras representativas de la formación "que se pueden considerar prototipo del género, el cuarteto de cuerdas": la de Gabriel Fauré y la de Robert Schumann.

El cuarteto de cuerda lo conforman Nazar Yasnytskyy, Violín, Francesco Tosco, Viola, Ivana Radakovich, Violonchelo y Vera Anosova, Piano. El programa incluye el cuarteto para piano nº1, Op. 15, de Gabriel Fauré y el Cuarteto para piano, OP. 47 de Robert Shumann.

El cuarteto para piano nº1, Op. 15, de Gabriel Fauré ocupa la primera mitad del concierto. Se trata de una de las dos obras de cámara que el autor compuso para el cuarteto de piano convencional combinación de piano, violín, viola y violonchelo. La pieza consta de cuatro movimientos de proporciones similares con un final que fue revisado por el autor tres años después de haberla estrenado, perdiéndose el original para siempre.

Por otra parte, en la segunda mitad del concierto el público se encontrará con una obra de cámara que Shumann escribió semanas después de su célebre Quinteto con piano y que, aunque no es tan reconocida como el primero, es igualmente brillante y supone un exponente del romanticismo del autor. Este cuarteto para piano de Schumman es un trabajo con cuatro movimientos: sonata, scherzo, andante cantabile y un final muy original en el que el compositor hace constantes referencias a los movimientos precedentes.