Publicado 17/06/2021 13:16CET

Sevilla aprueba suspender el incentivo de mayor edificabilidad para equipamientos privados mientras cambia el PGOU

Antonio Muñoz
Antonio Muñoz - Ayuntamiento de Sevilla

SEVILLA, 17 Jun. (EUROPA PRESS) -

El Pleno del Ayuntamiento de Sevilla ha aprobado este jueves por unanimidad iniciar una modificación puntual del Plan General de Ordenación Urbanística (PGOU) para revisar las condiciones ventajosas en edificabilidad con el que cuentan equipamientos privados como residencias universitarias, residencias de mayores o clínicas sanitarias privadas en parcelas ubicadas en áreas de baja densidad edificatoria.

Este inicio del proceso, que arranca con una consulta pública, lleva aparejado una moratoria o suspensión de la citada edificabilidad extraordinaria durante un año, algo que no implica que no puedan construirse edificios de este tipo sino que no contarán con ese incentivo introducido en un PGOU aprobado 2006, en plena burbuja inmobiliaria, tal como ha destacado el concejal delegado de Hábitat Urbano, Cultura y Turismo, el socialista Antonio Muñoz.

"En la actualidad, no son necesarios estos incentivos establecidos en 2006 dado que este tipo de equipamientos públicos o privados se han ido desarrollando en distintos puntos de la ciudad. Por tanto, se requiere una ordenación y revisión", según ha explicado Muñoz, quien, tras mencionar la situación de La Palmera o Nervión, ha advertido de que ese artículo del PGOU está llegando a ser contraproducente en algunas zonas de la capital. En este sentido, defiende la aplicación de la citada moratoria como medida legal cautelar con el objetivo de evitar una proliferación o concentración de estos equipamientos en algunas zonas.

Tal como añade el delegado, la tramitación de esta modificación del PGOU revisará así estas determinaciones que favorecían el desarrollo de equipamientos privados y establecerá un nuevo régimen que regule la compatibilidad de usos de forma que se mantengan las condiciones particulares de cada zona y, por tanto, la edificabilidad, "favoreciendo de esta manera el mantenimiento del ambiente e imagen urbana propios de cada barrio".

Insiste en que esta modificación no tiene por objetivo limitar la compatibilidad de usos, "que es una herramienta flexible y conveniente". "Es decir, esta modificación no supondrá que no se puedan construir equipamientos privados en estas parcelas calificadas con otros usos. Simplemente se van a establecer las condiciones edificatorias del uso original, sin ventajas adicionales dado que el incentivo previsto en el PGOU para favorecer equipamientos privados frente a usos comerciales y terciarios obedecía a otro momento económico e histórico", insiste, resaltando que "los objetivos de esa excepción se han cumplido y ahora, el gobierno promueve esta revisión, dado que los efectos en algunos casos están siendo contraproducentes para algunos entornos urbanos que deben ser protegidos".

TENER EN CUENTA A "ZONAS DEPRIMIDAS"

De su lado, la concejal del PP Ana Jáuregui, aunque apoya la moción, entiende que había que buscar una fórmula jurídica que "no afectará a toda la ciudad" porque considera que sí hay zonas que necesitan ese control pero que "hay otras zonas donde podía continuar al ser más deprimidas".

Asimismo, la portavoz de Adelante, Susana Serrano, ha indicado que ese incentivo es "excesivo" y no ve necesario dar "tanto trato de favor o ventajas cuando son construcciones con las que van a ganar dinero". Ha señalado que hay un problema de participación ante muchos agentes que quieren colaborar y espera que se les dé voz. "Hay otro tiempo en el que hay que mirar hacia adelante y pensar en la reconstrucción de la ciudad de una manera diferente, por lo que vemos positivo este paso", ha dicho.