Actualizado 03/05/2007 19:47 CET

Sevilla.- Arranca en la Fundación Tres Culturas la 'Rencontre de RNE: la radio pública, reflejo de la diversidad'

El debate ha puesto de manifiesto que RNE "es de las emisoras que más apuestan por la información que refleja el diálogo entre culturas"

SEVILLA, 3 May. (EUROPA PRESS) -

La Fundación Tres Culturas en Sevilla acoge 'Rencontre de RNE: la radio pública, reflejo de la diversidad', un foro al que asisten directivos de las principales radios públicas y privadas de Europa para analizar los retos a los que se enfrenta la sociedad multiétnica y multicultural y el papel que desempeñan los medios de comunicación en general y la radio en particular.

El director gerente de la Fundación Tres Culturas del Mediterráneo, Enrique Ojeda, definió esta entidad como "casa de encuentro, diálogo y respeto". Para Ojeda la responsabilidad de lograr estos objetivos en una sociedad multicultural "no es sólo de los poderes públicos, sino también de los medios de comunicación y de la sociedad civil de la que forma parte esta fundación".

El director de RNE, Santiago González, defendió hoy que la radio debe abordar todos los temas sin exclusión. En un ámbito estrictamente profesional, subrayó que la "radio debe informar de todos los asuntos sin exclusión, y que el oyente oiga lo que le apetezca, cuándo y dónde le apetezca", según indicó la Fundación en un comunicado.

Para González, se habla más de las innovaciones tecnológicas que de los contenidos y ha recordado "que nuestro objetivo es lograr la máxima calidad de sonido, llegar lo más lejos posible y que la recepción de los mensajes sea perfecta".

Además, el presidente y organizador de la Rencontre, Eduardo Hernáiz, secretario general de RNE, insistió en que "estamos obligados a ser reflejo de la realidad que queremos contar".

Por su parte, el consejero del Rey de Marruecos y presidente de la Fundación Tres Culturas del Mediterráneo, André Azoulay, abogó por una revisión de la forma de dar la información sobre terrorismo y no ligar los atentados, ni las acciones suicidas con el islam. Azoulay pidió a las radios públicas "que no caigan en el caricaturesco y peligroso enfoque informativo del llamado choque de civilizaciones".

A lo largo del debate se ha puesto de manifiesto cómo RNE, especialmente a través de Radio 3, "es de las pocas emisoras, junto a France Culture, que recoge en su programación los eventos y actos culturales, como los de la ciudad marroquí de Esauira, donde se fomentan los valores de diálogo y entendimiento entre las distintas culturas".