Actualizado 16/01/2007 17:03 CET

Sevilla.- El CAAC muestra "el archivo más íntimo" de Henri Michaux a través de sus facetas literaria y pictórica

'Icebergs' reúne desde este jueves por primera vez 270 obras de este artista, que empleó los viajes y las drogas como inspiración

SEVILLA, 16 Ene. (EUROPA PRESS) -

El Centro Andaluz de Arte Contemporáneo (CAAC) de Sevilla inaugurará este jueves una exposición que exhibe por primera vez las dos facetas del polifacético e independiente artista Henry Michaux (1899-1984), poeta y pintor, mostrando su "archivo más íntimo" con obras que hasta ahora nunca habían salido a la luz y que jamás se habían enseñado desde una perspectiva que aunara su creación pictórica y literaria.

'Icebergs' es una amplia retrospectiva de Henry Michaux que profundiza en la relación entre las dos caras de este creador, belga de nacimiento, que posteriormente asumió la nacionalidad francesa, fascinado por el cosmopolita París de los años 20. A través de las más de 270 piezas que reúne esta actividad, se exhibe una obra en la que no llegan a distinguirse los límites de ambas disciplinas, según explicó hoy en la rueda de prensa de presentación el comisario, Juan Manuel Bonet, la consejera de Cultura, Rosa Torres, y el director del CAAC, José Lebrero.

Esta exposición, organizada por el Centro Andaluz en colaboración con el Círculo de Bellas Artes de Madrid y Bancaja, trata de indagar en la doble vertiente de este artista y descubrir al público una figura decisiva de la creación contemporánea, ya que la producción plástica de Michaux es escasamente conocida en España, a pesar de que en el campo literario estableció relaciones con personalidades del mundo hispánico, entre los que están Victoria y Angélica Ocampo, González Bernal, Borges y Octavio Paz.

Su trabajo con frecuencia se asocia al Surrealismo o al Informalismo por su voluntario alejamiento de las corrientes más academicistas de la abstracción, si bien, siempre rechazó enmarcarse en una corriente concreta, debido a su marcada independencia.

Este artista consiguió anudar la escritura y la pintura con tanta fluidez que en sus obras se aprecian dibujos realizados a base de frases manuscritas, llegándose a confundir ambas disciplinas. Para Michaux, pintura y escritura son formas igualmente válidas de encontrarse a sí mismo: "Pinto como escribo, para encontrarme, para reencontrarme", confiesa en el texto 'Sur ma peinture'. No obstante, según explicó el comisario, siempre prefirió ser reconocido en el campo de la pintura, porque eso le animaba.

Michaux es considerado un "viajero" que realizó periplos por países reales e imaginarios y que siempre sintió una gran atracción por las culturas orientales, convirtiendo el viaje en una fuente de inspiración y tema central de su trabajo. También exploró el mundo de la droga en una fase en la que, tras el consumo de mescalina, produjo los conocidos como "dibujes mescalíneos", por los que su autor quedó "aterrado".

La muestra, que estará abierta al público en el Monasterio de la Cartuja de Sevilla desde este jueves hasta el 18 de marzo, toma su título de uno de los poemas más sobrecogedores de Henri Michaux.

En total, incluye alrededor de 160 obras gráficas (óleos, tintas, acuarelas, gouaches, dibujos, litografías), 67 libros, 11 fotografías y 40 cartas y manuscritos, que recorren las referencias que determinaron la primera etapa creativa de Henri Michaux, destacando los hechos que marcaron tanto su vida como su trabajo.

Los maestros que influyeron en su obra como Lautreamont, de Chirico, Klee o Ernst; las relaciones que estableció con personalidades del mundo hispánico, sus viajes por Europa, Asia y América del Sur, sus amistades y las experiencias más significativas de su trayectoria cierran un recorrido en el que se explora el peculiar universo del artista.

TRADUCIDO POR BORGES

Tras uno de sus viajes entre 1930 y 1931 por la India, Malasia, China, Corea y Japón escribió una de sus obras más conocidas 'Un bárbaro en Asia', que fue traducida al español por Jorge Luis Borges. Esta obra fue el punto de partida de la larga e intensa relación artística y vital que mantuvo con las culturas orientales.

Con motivo de esta exposición, que se ha organizado en colaboración con el Círculo de Bellas Artes de Madrid, se ha editado un catálogo que contiene textos de Juan Manuel Bonet, Jorge Camacho, Eduardo Arroyo, Andrés Sánchez Robayna y Octavio Paz.

ACTIVIDADES PARALELAS

Además, el CAAC celebrará actividades divulgativas con motivo de esta exposición, como el Seminario 'Escribir pintando: arte y poesía en la obra de Henri Michaux' que estará moderado por Juan Bosco Díaz de Urmeneta, y en el que participarán figuras tan destacadas como el pintor Luis Gordillo, Juan Manuel Bonet, Jorge Camacho y Chantal Maillard.

También es la primera vez que a una muestra sobre Michaux se le suma la proyección de películas documentales sobre su vida y sobre sus experiencias con las drogas, así como audiciones de música contemporánea.