Actualizado 08/12/2007 15:37 CET

Sevilla.- CCOO y UGT entregan el lunes a la Fiscalía más de 15.000 firmas en apoyo de los trabajadores de Extruperfil

SEVILLA, 8 Dic. (EUROPA PRESS) -

La Unión Provincial de CCOO y la de UGT de Sevilla entregarán el próximo lunes a las 12.00 horas en la Fiscalía sevillana un manifiesto de apoyo a los trabajadores de Extruperfil, suscrita también por profesionales del mundo jurídico, políticos y más de 15.000 personas que con sus firmas exigen la modificación --el próximo martes día 11, fecha del juicio de Extruperfil-- de las peticiones de tres años y medio de prisión que solicita para cada uno de los 11 imputados en el mencionado caso.

En un comunicado, CCOO señala que en dicho escrito "solicitan la derogación del punto 3 del artículo 315 del vigente Código Penal", de modo que "la Fiscalía proteja el derecho declarado constitucionalmente como fundamental --el de huelga- y que, por el contrario, no haga una interpretación errónea sobre derechos que, en la propia Constitución, no gozan de la categoría de fundamentales".

Los firmantes del Manifiesto demandan "la desaparición del mencionado apartado 3, como garantía del avance real de la democracia y como aumento de la calidad democrática que debe regir, también, las Relaciones Laborales de España".

Una quincena de trabajadores de Extruperfil realizaron ayer un "encierro simbólico" en el Ayuntamiento de Dos Hermanas, localidad donde se ubica la sede de la firma, para protestar por la realización del juicio el martes próximo a once de sus antiguos compañeros "por una teórica acusación de desordenes públicos y desobediencia a la autoridad" en 2004, según explicó el secretario de acción sindical CC.OO. en Sevilla, Francisco Figueroa.

El dirigente sindical señaló a Europa Press que el encierro, con una duración de una hora aproximadamente desde las 10.00 horas, pretendí llamar la atención sobre "lo injusto del juicio por la realización de una huelga y lo exagerado de las penas", estimadas en tras años y medio, además de una multa de 3.000 euros por persona.

Los hechos sucedieron en octubre de 2004, cuando, "después de 20 años sin comité de empresa en Extruperfil, se realizaron unas votaciones y fueron elegidos los representantes de CC.OO.", una situación ante la que "la firma respondió con el despido de los cinco empleados seleccionados".

Tras los despidos, la práctica totalidad de la plantilla, estimada en unos 250 empleados, comenzaron una serie de movilizaciones, huelgas y piquetes informativos, que finalizaron cuando la Policía Nacional cargó contra los trabajadores concentrados a las puertas de la empresa, con un saldo de tres heridos y siete detenidos.