Sevilla.- Matilde Coral entrega al ICAS el proyecto del futuro Teatro de Triana y espera que se defina la financiación

Actualizado 15/03/2007 14:21:49 CET

La artista se reunirá el martes con Innovación para incorporar las tecnologías a este centro, "un caramelo" para Triana y el Aljarafe

SEVILLA, 15 Mar. (EUROPA PRESS) -

La bailaora Matilde Coral ha entregado al Ayuntamiento de Sevilla el proyecto arquitectónico del futuro teatro-escuela que abrirá con la Sala El Cachorro en Triana, en el barrio del Tardón, con el objetivo de que la Gerencia de Urbanismo lo estudie y le dé el visto bueno, a fin de poder abordar también la forma en que se financiará la construcción del centro.

El Consistorio hispalense quiere crear un gran centro cultural en el barrio de Triana, que carece de espacios escénicos de primer orden, para lo que cuenta con la bailaora Matilde Coral y con la Sala El Cachorro. El objetivo es aunar en un mismo proyecto la futura escuela de danza de grado medio de la artista y el tallar de teatro de la sala de la calle Procurador, sumándole además un gran espacio escénico para el barrio.

Matilde Coral explicó hoy a Europa Press que el diseño de este futuro complejo cultural, elaborado por el arquitecto Manuel Rojo, ya está en manos del Instituto la Cultura y de las Artes de Sevilla (ICAS), que ahora se lo hará llegar a Urbanismo. Según dijo, los planos "han gustado mucho" a los responsables municipales, por lo que confía en que "no haya problemas"

Asimismo, señaló que ahora tendrán que analizar con el Consistorio cómo se financiará este teatro, que definió como "un caramelo para Triana". La artista afirmó que este proyecto supondrá "un aldabonazo para este barrio de Sevilla, que se sentirá halagado, porque es evidente que los trianeros están encantados con la idea de tener un teatro con una escuela de danza y otra de artes escénicas". En este sentido, destacó por su ubicación en el Tardón, será un espacio que dará también servicio a los habitantes del Aljarafe.

La bailaora, que el próximo 9 de abril se somete a una intervención quirúrgica para "reforzar" su pierna izquierda, aseguró que está "deseando" recuperarse para poder impartir clases prácticas en su futura escuela, donde también ofrecerá clases teóricas a las "nuevas generaciones de bailaores andaluces".

Además, Matilde Coral junto a los responsables de la Sala El Cachorro, unidos para poner en marcha esta iniciativa cultural, se reunirán el martes de la próxima semana con la Consejería de Innovación, Ciencia y Empresa a fin de estudiar posibles colaboraciones para incorporar las nuevas tecnologías al teatro-escuela. "Nuestro proyecto es para beneficiar el patrimonio histórico de Andalucía, y eso es innovación, conservación y cultura", apuntó.

Por último, Matilde Coral agradeció a las instituciones su apoyo y aseguró que confía "mucho" en el Ayuntamiento y en la Junta de Andalucía, "que nos están apoyando para sacar esto adelante".

El futuro complejo cultural tendrá usos formativos y de exhibición escénica. La Delegación de Cultura y la Gerencia de Urbanismo tienen localizado el suelo en el Barrio del Tardón.

El Ayuntamiento contará con financiación de la Junta de Andalucía, que se comprometió a aportar fondos para ayudar a levantar un nuevo centro de danza para Matilde Coral, a través de la Consejería de Cultura. El Consistorio aportaría el suelo y, a través del Plan Director de Espacios Culturales, podría participar también invirtiendo en la construcción de dicho inmueble.

Este proyecto cultural supondría unir la experiencia de la Escuela de Matilde Coral, con más de 40 años de historia, a la de la Sala El Cachorro, que lleva 14 años desarrollando su labor formativa y de exhibición en Triana.

DOS PROYECTOS UNIDOS

El centro actual de la bailaora sevillana no puede enseñar el Grado Medio de Danza Española debido a que le faltan 500 metros cuadrados de espacio. Tras denunciar la artista que esto supondría el final de la Escuela Sevillana que ella imparte, tanto el Ayuntamiento como la Junta se comprometieron a construirle una nueva escuela.

El Cachorro nació en 1983 como sala de ensayos, aunque desde 1994 alberga la sala y escuela de teatro. Además de un centro dedicado a la exhibición de producciones nuevas y experimentales, cuenta con espacios para la formación, a cargo de la asociación Viento Sur Teatro. Al igual que la escuela de Matilde Coral, se trata de una institución privada.

La sala se encuentra en un edificio de principios del siglo XX, la antigua fábrica de la gaseosa La Revoltosa y tiene una zona al aire libre que funciona como corral de comedias.

El futuro teatro-escuela de Triana en El Tardón serviría, además, como centro para exposiciones, talleres y actividades culturales de distinto tipo para el barrio de Triana.