Actualizado 12/06/2007 17:29 CET

Sevilla.- 'Simón y Sophie', una historia de vampiros en la Sevilla de hoy, que homenajea a la obra del XIX 'Carmilla'

SEVILLA, 12 Jun. (EUROPA PRESS) -

El director de Artes Escénicas de la Diputación de Sevilla, Juan Antonio Maesso, presenta hoy en la FNAC de Sevilla 'Simón y Sophie. La condena del vampiro' (Almuzara), una novela de vampiros, que se desarrolla en la Sevilla de hoy y que homenajea a la obra de 1872 'Carmilla', de Joseph Sheridan Le Fanu, ya que al igual que ocurría en este libro, el germen del vampiro es encarnado por una mujer.

En declaraciones a Europa Press, Maesso confesó que el mito del vampiro le ha atraído desde su adolescencia, lo que le ha llevado a convertirse en un ávido lector de este tipo de género, que según dijo, "en España nunca ha cobrado relevancia, quizás por prejuicios religiosos, al prohibir expresamente la Biblia beber la sangre humana".

El autor de esta obra explicó que la idea de realizar esta novela, ya se planteó en las páginas de su primer libro 'El lenguaje del agua', donde apuntaba "algún día escribiré una historia de vampiros". Así, conjugando su gusto por este género y su pasión por la capital hispalense, considerada como su ciudad de adopción, nació esta obra. "Al igual que Berlín o Nueva York han acogido muchas historias de vampiros, Sevilla es una ciudad para novelar perfecta para ello", comentó.

En este sentido, precisó que los escenarios en los que transcurre esta historia son el cementerio de San Fernando de Sevilla, las calles del centro y la antigua judería de la ciudad. Además, los personajes también visitarán una hacienda situada en Valencina de la Concepción (Sevilla) y se trasladarán hasta Berlín.

Según apuntó Maesso, los protagonistas de esta historia, "fundamentalmente de amor eterno", son Simón y Sophie. El primero de ellos sufre una terrible enfermedad en la sangre desde que nació, que le ha llevado a convertirse en un ser aislado, "que teme más a la vida que a la muerte". Este personaje se enamorará perdidamente de Sophie, el germen del vampiro. Además, cobra también protagonismo Juan, un joven al que Simón le encarga escribir unas memorias de su vida.

ESTRUCTURA NO LINEAL

Por otro lado, el autor de este libro de más de 200 páginas, subrayó el hecho de que la novela no tenga una estructura de planteamiento, nudo y desenlace, propia de la novela decimonónica, sino que a lo largo de la historia se van produciendo continuos saltos en el tiempo, "para no aburrir al lector".

De igual modo, Maesso resaltó que los vampiros que se describen en 'Simón y Sophie' no se corresponden con los viejos tópicos que aseguraban que estas criaturas sobrenaturales no pueden ver la luz del día, comer ajos o contemplar crucifijos. "He preferido incidir en otros aspectos como por ejemplo la soledad. Podría decirse que la palabra vampiro es la metáfora de la soledad, su mayor condena", concluyó el autor.

Finalmente, el también director artístico del Itálica, Festival Internacional de Danza, hizo un especial hincapié en el "novedoso desenlace" de esta historia, ya que, a su juicio, "no se ha dado en la literatura fantástica un final como éste".

AUTOR

José Antonio Maesso nació en Ciudad Real, aunque reside en Sevilla desde hace bastantes años, donde trabaja como director de Artes Escénicas de la Diputación de Sevilla y director artístico del Itálica, Festival Internacional de Danza. Igualmente, ha organizado seminarios y encuentros literarios en torno a Goytisolo, Blanco White, Jorge Luis Borges, Cernuda o Caballero Bonald. Su primera novela se tituló 'El lenguaje del agua'.