Sigue estable la superviviente del accidente del ultraligero

Actualizado 24/08/2015 19:52:39 CET
EL ultraligero siniestrado.
AYUNTAMIENTO

A expensas del examen forense, todavía se desconoce oficialmente qué pudo provocar el fallecimiento del piloto

SEVILLA, 24 Ago. (EUROPA PRESS) -

La mujer que este domingo sobrevivió al accidente del ultraligero en las proximidades del aeropuerto de Sevilla permanece "estable y se encuentra en observación a la espera de comprobar su evolución", en el hospital Virgen del Rocío, según fuentes del propio centro médico.

Estas mismas fuentes han asegurado en la mañana de este lunes la accidentada continúa "estable, consciente y no necesita cuidados intensivos". Una vez trasladada al Virgen del Rocío este domingo, los médicos constataron que sufría un politraumatismo grave y "diversas fracturas", además de quemaduras leves.

A expensas del dictamen del forense, se piensa que el piloto pudo fallecer, quizá incluso antes del siniestro, lo que desencadenó en la situación saldada con este accidente.

La mujer fue evacuada en un primer instante a la unidad de Traumatología al objeto de someterla a un examen radiológico, fruto del cual se le han detectado diversas fracturas y un politraumatismo grave, así como quemaduras leves.

La aeronave siniestrada era un ultraligero que despegó de Trebujena (Cádiz) al objeto de aterrizar en Coria del Río (Sevilla), tras un vuelo siguiendo la rivera del Guadalquivir. A bordo del ultraligero, el piloto y su esposa.

EL ATERRIZAJE

Durante el vuelo, el piloto habría sufrido un desmayo, toda vez que su esposa carecería de conocimientos de aviación, por lo que a través de un teléfono móvil habría alertado de la situación a un amigo del piloto y éste, a su vez, dando aviso a los servicios de urgencia minutos antes de las 13,00 horas.

Al lugar se desplazaron efectivos de numerosos servicios de emergencia, un helicóptero de la Dirección General de Tráfico (DGT) y una avioneta del aeropuerto despegaron al objeto de localizar a la aeronave, siendo interceptada sobrevolando el municipio sevillano de Brenes.

Desde el helicóptero y la avioneta, y también por radio, la mujer del piloto fue recibiendo instrucciones al objeto de intentar guiarla hasta realizar un aterrizaje de emergencia en el aeropuerto de Sevilla, cerrado a cuenta de esta situación extraordinaria.

No obstante, la aeronave acabó estrellándose al este de la pista 27 del aeropuerto de Sevilla.