Actualizado 11/03/2009 16:16 CET

Tribunales.- Cultura asegura que el proyecto de 'Jardines de Gerena' no requería supervisión de la Comisión

GERENA (SEVILLA), 11 Mar. (EUROPA PRESS) -

El proyecto impulsado por el promotor Vicente Moreno para edificar cerca de 900 viviendas en una finca de Gerena en la que habría sido parcialmente destruido un yacimiento arqueológico formado por vestigios romanos y árabes, hechos actualmente investigados por el Juzgado de Instrucción número nueve de Sevilla, no fue supervisado por la Comisión Provincial de Patrimonio Histórico, a cuenta de que la zona donde se levanta la urbanización 'Jardines de Gerena' no se incluye en ningún sector a proteger no está afectada por declaraciones de Bien de Interés Cultural (BIC).

Fuentes de la Delegación provincial de la Consejería de Cultura aseguraron a Europa Press que el Ayuntamiento de Gerena, gobernado por Jacinto Pereira (PSOE), no estaba obligado a elevar a la Comisión Provincial de Patrimonio Histórico la citada iniciativa urbanística al no tratarse de un sector de suelo protegido o sometido a cautelas arqueológicas ni de una zona afectada por alguna declaración de Bien de Interés Cultural. De hecho, tales fuentes señalaron que el proyecto nunca fue entregado a la Comisión, toda vez que el Ayuntamiento gozaba de potestad para conceder la licencia de obras sin más cortapisas.

Jacinto Pereira, el encargado de obra de la constructora Corsán-Corviam S.A. Julio Jaraba Mora, el promotor Vicente Moreno y el yerno del primer edil, Lucas Amores, han prestado declaración ante el titular del Juzgado de Instrucción número nueve, Juan Jesús García Vélez, como supuestos autores de delitos contra el patrimonio histórico, daños y receptación como consecuencia de la presunta destrucción de todo un yacimiento arqueológico para edificar la urbanización 'Jardines de Gerena'.

Estos hechos fueron descubiertos por el grupo de concejales Independientes por Gerena, que elevaron el caso a la Sección de Medio Ambiente, Urbanismo y Patrimonio Histórico de la Fiscalía de Sevilla, una instancia que finalmente ha formulado denuncia ante el juez. En concreto, en los movimientos de tierra previos a la urbanización, el yerno del alcalde habría descubierto una inhumación mientras manejaba una máquina excavadora, hallazgo al que luego siguieron la salida a superficie de otros "cientos" de enterramientos romanos y musulmanes, mosaicos, monolitos y arranques de muro.

Sin embargo, y pese al descubrimiento, las obras habrían seguido su curso y los restos habrían sido destruidos para permitir la construcción de esta urbanización, dándose el caso de que los imputados incluso podrían haberse apropiado de alguno de los vestigios históricos descubiertos durante los movimientos de tierra.