UGT-A prevé "restablecimiento total de relaciones" con la nueva Junta

Actualizado 03/05/2015 12:08:49 CET

SEVILLA, 3 May. (EUROPA PRESS) -

La secretaria general de UGT-A, Carmen Castilla, prevé que habrá un "restablecimiento total de las relaciones" entre el sindicato y el nuevo Gobierno de la Junta de Andalucía, ejecutivo al que ha pedido "mucho diálogo".

En una entrevista con Europa Press, Castilla ha reconocido que hasta el momento "la relación entre Junta y UGT-A no ha sido buena, y eso lo hemos dicho públicamente", aunque reconoce que UGT-A "nunca ha renunciado a estar en sitios que fueran buenos para la clase trabajadora, independientemente de la relación que tuviéramos, y así fuimos a las reuniones del Plan Juncker o del Sercla; hemos estado en mesas de negociación".

No obstante, se ha mostrado "abierta a tener relaciones más fluidas con el Gobierno andaluz que salga, que son los representantes de los andaluces", por lo que confía en que "en esta nueva etapa las relaciones serán mucho mejor; están cambiando hacia la línea de mucho diálogo", por lo que confía en que habrá "restablecimiento total de las relaciones".

Ha precisado que "la gente lo está pasando muy mal y no entiende cuando se habla de la recuperación, por lo que haremos todo lo que podamos hacer ayudando a la Junta y a la oposición para que entre todos podamos sacar a la clase trabajadora adelante". Castilla ha recortado en ese punto que UGT-A "no tiene ninguna filiación política, y existen afiliados al sindicato que militan en todas las fuerzas políticas".

DIÁLOGO Y GOBIERNO ESTABLE

Castilla, que reconoce que le preocupa la situación política, considera que "mientras no haya un Gobierno andaluz estable, las políticas no se pueden poner en funcionamiento, y siguen existiendo cifras de paro insostenibles y el empleo que se genera es muy precario".

Por tanto, considera que "es importantísimo que los partidos hagan un ejercicio de responsabilidad". En ese sentido, reconoce que "es normal que no pueda salir elegida Susana Díaz como presidenta de la Junta por mayoría absoluta en primera votación, porque cada partido se ha presentado con un programa y con promesas a sus votantes", pero considera que "la abstención de alguna de las fuerzas facilitaría la investidura", por lo que confía en que sí lo hagan "y tengamos ya un gobierno estable y que el Parlamento andaluz pueda funcionar con normalidad".

Por ello, existe a los partidos de la oposición y al que ganó las elecciones que "se agilice todo, para que haya un gobierno que lleve las riendas de Andalucía".

Castilla ha recordado que "son cinco fuerzas políticas, dos de ellas aparecen por primera vez, con convicciones muy diferentes, por lo que costará más negociar, pero a lo mejor eso es bueno, pues el consenso y el diálogo deben primar en la vida política". "El día antes de las elecciones dije que la mayoría absoluta no me gustaba, pero es verdad que un arco parlamentario tan fragmentado puede traer sus problemas, por lo que confiemos en la madurez política de los representantes y en que en los temas importantes no habrá dificultad en sacarlos adelante", ha añadido.

Considera que "todos los partidos querrán una Andalucía con mayor desarrollo económico y que las familias no pasen las penurias que pasan actualmente, por lo que ahí será muy difícil que en eso no se pongan de acuerdo; valen el diálogo y el consenso, no valen las imposiciones".

PETICIONES A LA JUNTA

Castilla ha indicado que entre las peticiones a la nueva de Junta se encuentran, además de la lucha contra la precarización, que se ponga en marcha la renta básica, que "no solo se considera como derecho subjetivo de los excluidos, sino que ayudará a la reinserción y a intentar acercar ofertas de trabajo, porque la gente no quiere un subsidio, quiere trabajar y pagar sus recibos a través de un empleo".

Asimismo, Castilla ha apuntado que "aunque hay tramos autonómicos y las políticas en materia de sanidad son transferidas, no podemos decir que no se esté recortando en sanidad", por lo que pide que "se acabe con los recortes y con la precarización de la sanidad y de todo el sector público".

UGT-A va a pedir además "un reforzamiento de la negociación colectiva en convenios en empresas privadas y públicas pero hablando de los grandes olvidados, que son los empleados públicos, que deben volver a tener el poder adquisitivo que han perdido, con la recuperación de complementos". En ese punto, apunta que "si hablamos de 2007 a la fecha, los empleados públicos han perdido el 30 por ciento de poder adquisitivo" con la pérdida de complementos, tras lo que lamenta que "aunque los precios hayan bajado, luego no impactan en el bolsillo de las personas; la recuperación macroeconómica no repercute directamente en las familias".

REESTRUCTURACIÓN DE CONSEJERÍAS

Castilla además pedirá que se produzca alguna reestructuración en algunas consejerías, de manera que quiere que "Salud, que es una consejería que se lleva ella sola casi un tercio del presupuesto y que tiene competencias muy definidas y una de las empresas más importantes, el SAS, no puede estar junto a otras áreas, sino que debe estar sola, sin bienestar social, pues al final se pierde la perspectiva y está habiendo muchos problemas en el terreno sanitario en Andalucía que se pueden solventar con una gestión y consejería más especializadas".

Ha recordado en ese sentido que Salud "ya antaño fue una consejería sola por el impacto que tiene".

UGT-A también considera que las universidades "deben volver a la Consejería de Educación, pues donde estará ahora o tiene mucho sentido, cuando se trata de formación".

Sobre las políticas activas de empleo, ha recordado que "anteriormente se produjo un trasvase, en el que se ha perdido tiempo, por lo que no sé si sería demasiado temerario que volviera a producirse otro trasvase".

Para leer más