Publicado 10/07/2015 20:26CET

UPO.- "La herramienta fundamental para un coach es la pregunta", según la experta Marina Díaz-Jargüin

La coac Marina Díaz-Jargüin
EUROPA PRESS/EUROPA PRESS

CARMONA (SEVILLA), 10 Jul. (EUROPA PRESS) -

La coach Marina Díaz-Jargüin ha sostenido durante los Cursos de Verano de la Universidad Pablo de Olavide (UPO) que el coaching es una "herramienta fundamental en el tiempo que vivimos ya que estamos en una época de cambio". El coaching se define como el proceso mediante el cual el coach y la persona implicada en el proceso buscan el camino más eficaz para alcanzar los objetivos fijados usando sus propios recursos y habilidades, y cuya herramienta "fundamental" es la pregunta.

La experta ha argumentado que cada persona se acerca al coaching por un motivo distinto: "hay gente que llega con un objetivo concreto y hay gente que no tiene objetivo específico. También existen personas que tienen un objetivo y conforme se desarrolla el proceso de coaching lo cambia por otro distinto".

Estas declaraciones las ha realizado en el marco de una mesa redonda del curso: 'Coaching, comunicación y liderazgo. Aplicación en el ámbito institucional, político y empresarial' que se ha impartido en la Casa Palacio de los Briones en la localidad sevillana de Carmona.

"El coaching cuando se relaciona con la comunicación genera una serie de herramientas para auto-conocerse a uno mismo, controlar las emociones y gestionar las relaciones con el resto", ha agregado Díaz-Jargüin, quien ha continuado afirmando que el coaching sirve "para conseguir identificar en cada persona la forma de influir en el entorno positivamente y de forma inspiradora".

Entre las herramientas que usa el coach para llevar a cabo los objetivos propuestos, Díaz-Jargüin ha considerado que la principal es la pregunta, sobre todo cuando son abiertas. "Mediante un proceso de pregunta se consigue que la persona empiece a plantearse otras cosas y conozca otras perspectivas que les hace llegar a su objetivo", ha añadido.

"Durante las sesiones se establece un plan de acción en el que a través de una serie de sesiones y estableciendo unos parámetros para que sean cuantificables la persona ve lo que ha evolucionado y lo que ha mejorado para llegar a su objetivo final", ha explicado. Para conseguirlo se tratan de sustituir creencias limitantes por otras potenciadoras, para que de esa forma la persona se acerque cada día a su meta.

Díaz-Jargüin asegura que el coaching bebe mucho de la psicología, pero aclara que "un coach no es un psicólogo, ya que este hace terapia y trata una serie de temas que un coach no tiene porqué abordar ya que se usan herramientas diametralmente opuestas en cada profesión".

Un coach no dice lo que tienes que hacer, no te aconseja, "vamos tirando de un hilito, deshaciendo poco a poco la madeja que al principio parece que ni siquiera se entiende para ir dándole una coherencia y conseguir lo mejor de uno mismo", ha concluido la experta.

Para leer más