Actualizado 14/05/2012 15:21

La US reclama al Gobierno que retire las reformas universitarias y afronte futuras medidas "desde el diálogo"

Fachada del Rectorado de la Universidad De Sevilla
EUROPA PRESS/MARCODECOMUNICACION

La Mesa del Claustro de la Hispalense insta a la Junta a que asegure "una financiación pública suficiente" para el sistema universitario

SEVILLA, 14 May. (EUROPA PRESS) -

La Mesa del Claustro de la Universidad de Sevilla (US), reunida el día 8 de mayo de 2012 y tras analizar el contenido del Real Decreto Ley 14/2012 (RDL) de medidas urgentes de racionalización del gasto público en el ámbito educativo, rechaza las reformas que en él se plantean y reclama al Gobierno de España que lo retire y que afronte en lo sucesivo las reformas que afecten al sistema universitario desde el diálogo con los representantes de todos los intereses implicados, de manera que se permita alcanzar "el más amplio consenso académico, político y social".

De esta manera y según se recoge en una declaración de la Mesa del Claustro, se muestra el rechazo de este órgano de la Hispalense al procedimiento seguido por el Gobierno para la elaboración del mencionado RDL, el cual se ha aprobado "sin ningún tipo de contacto previo con las universidades, ni a través de la Conferencia de Rectores de las Universidades Españolas, ni a través del Consejo de Universidades; ni con los representantes de los empleados públicos; ni con el Consejo de Estudiantes".

En segundo lugar, rechaza el incremento "desproporcionado" de la tasas, tanto en grados como en másteres, pues estas medidas "van a dificultar el acceso y la permanencia en la universidad del alumnado más vulnerable económicamente, y se corre el riesgo de exclusión social", advierte. "En momentos de crisis como el actual, muchas familias no podrán hacer frente a los gastos que implica la educación superior", alerta la declaración.

Por ello, señala que "cabe exigir una política de becas amplia, que garantice la equidad e igualdad de oportunidades y minimice las graves consecuencias en el tejido social de la crisis económica en la que estamos, recordando que el actual volumen de becas en España representa solo una tercera parte de la media de los países de la OCDE".

Asimismo, añade que, en el caso de los estudiantes extracomunitarios, el aumento de las tasas "compromete el trabajo de internacionalización de la universidad pública española y las políticas de cooperación con las regiones del planeta más desfavorecidas".

Por otro lado, la Mesa del Claustro de la Universidad de Sevilla refleja su preocupación, tras un análisis de las modificaciones de la LOU por el RDL, por las "importantes dificultades y las dudas" que genera las normas, lo que puede "enrarecer" la convivencia entre los diferentes miembros de la comunidad universitaria, añadiendo "la confusión y la incertidumbre a la situación general de dificultades a la que ya nos enfrentamos".

Del mismo modo, la Hispalense muestra "su inquietud ante las consecuencias de las modificaciones introducidas, en particular por su carácter sobrevenido en la planificación de las carreras académicas del profesorado, en las condiciones laborales de las plantillas y en la planificación de los estudios del alumnado, además, en un momento en que se aborda por las Universidades la planificación académica del curso 2012-13".

DEFENSA DE UN MODELO PÚBLICO

Por todo ello, manifiesta su rechazo al Real Decreto Ley 14/2012 y proclama su "clara y firme" defensa de un modelo de Universidad pública, al servicio de la sociedad en su conjunto, y con vocación de contribuir de manera "constructiva y crítica" al desarrollo "equilibrado y justo" de la sociedad, así como a su cohesión desde la promoción de la docencia, la investigación, el estudio y la cultura.

Igualmente, insta a la Junta de Andalucía a que aborde las responsabilidades que le corresponden en el marco de sus competencias, "asumiendo de forma inequívoca una financiación pública suficiente del Sistema Universitario Andaluz, y una política de tasas y becas que garantice la igualdad de oportunidades y la equidad".

Por último, reitera la reclamación al Gobierno central de que retire el Real Decreto Ley 14/2012 y que afronte en lo sucesivo las reformas que afecten al sistema universitario "desde el diálogo con los representantes de todos los intereses implicados, de manera que se permita alcanzar el más amplio consenso académico, político y social".