Actualizado 17/07/2009 18:59 CET

Vecinos de Santiponce entregan 745 firmas para evitar el traslado del Ayuntamiento del casco histórico

SANTIPONCE (SEVILLA), 17 Jul. (EUROPA PRESS) -

La plataforma ciudadana 'Pro Ayuntamiento en el Casco Antiguo' entregó hoy 745 firmas en el Consistorio de la localidad sevillana de Santiponce para que se haga factible la celebración de un referéndum en el que los vecinos manifiesten con su voto su deseo de que el edificio del Consistorio se traslade del casco histórico o no, construyéndose, de ser la respuesta negativa, donde actualmente está previsto, en un edificio destinado en un principio a un albergue juvenil.

En declaraciones a Europa Press, el presidente de la plataforma, José Velázquez, anunció que según la ley a la que se acogieron, la Ley de Consultas Populares de Andalucía, de 2001, el Ayuntamiento tiene un plazo de cinco días para comprobar si "hay algún error" en las firmas presentadas, y el plazo de un mes para celebrar un pleno en el que se decidirá si se lleva a cabo el referéndum que reclaman los componentes de la plataforma.

Velázquez indicó que espera que el equipo de Gobierno de Santiponce, formado por una coalición entre el PSOE y el PSA, "sea sensible" a las firmas, y "permita" que el referéndum se pueda realizar, ya que el hecho de que la decisión de traslado de la Casa Consistorial se haya hecho manera "unilateral", produjo el "quebranto" en la "convivencia" de Santiponce al estar unos a favor y otros en contra. Motivo por el cual, según asegura Velázquez, decidieron hacerlo "lo más democrático posible".

Asimismo, el presidente de la plataforma señaló a Europa Press que los vecinos, muy comprometidos con la causa, se encontraron con "inconvenientes" a la hora de recoger las firmas de los mismos, ya que, por ejemplo, el horario "intempestivo" impuesto por el Ayuntamiento para firmar --de 8,30 horas a 9,30 horas--, por lo que muchos no podían acudir, y por lo que se vieron obligados a contratar a un notario con el que finalmente consiguieron el número de firmas necesario para la aplicación de la norma.

La plataforma manifestó que el traslado se aprobó sin una "comunicación previa" a los vecinos, es decir, "sin comerlo ni beberlo", quedando el casco antiguo "desprotegido", pues la población del entorno es de edad avanzada y además la zona quedaría "sin ningún servicio público".

Este colectivo, que desde que se supo la aprobación del traslado vienen protagonizando actos de protesta --caceloradas, manifestaciones y concentración ante el Parlamento--, cuenta con el apoyo de la oposición (PP e IU) del Consistorio de Santiponce que comparten que el edificio no se debería trasladar por motivos "históricos, económicos y de una falta de decisión conjunta".