Actualizado 21/09/2012 20:34 CET

Vílchez dice que "no es necesario reactivar Otainsa" y reprocha a Torrijos que no solucionase El Vacie

SEVILLA, 21 Sep. (EUROPA PRESS) -

El concejal delegado de Urbanismo y Medio Ambiente del Ayuntamiento de Sevilla, Maximiliano Vílchez, ha asegurado este viernes, ante la demanda de IU-CA para reactivar el parque social de viviendas y los servicios de la antigua Otainsa, que "no es necesario reactivar Otainsa porque la atención a situaciones de emergencia social en vivienda está activa y garantizada".

En este sentido, Vílchez ha defendido en un comunicado que "desde la Gerencia de Urbanismo, Emvisesa y Asuntos Sociales, estamos trabajando para cubrir las necesidades de aquellas personas que se encuentran en esta situación". El debate, como es sabido, ha surgido a cuenta del desalojo de las cinco familias que habitaban sin contrato alguno unas viviendas privadas de la calle Feria.

Además, "llama la atención que IU utilice a personas en situación de necesidad como arma arrojadiza en su acción política, ya que en su mano, concretamente en la de sus compañeros de partido que forman parte del gobierno andaluz, está solucionarles el problema directa e indirectamente a través de la EPSA, que curiosamente le recuerdo que gestiona Izquierda Unida", ha subrayado el delegado de Urbanismo y Medio Ambiente.

Por ello, el delegado de Urbanismo y Medio Ambiente ha recordado que "una vez más pedimos a IU una actitud responsable, máxime ahora que forma parte del gobierno de la Junta de Andalucía y tiene a su cargo el área de vivienda. Debería buscar soluciones reales a este caso, en lugar de inhibirse tal y como está haciendo".

"Cabe preguntar al señor Torrijos por qué en sus 8 años de gobierno en nuestra ciudad y en una época sin problemas financieros no solucionó situaciones de infravivienda como El Vacie, la Bachillera o Los Pajaritos, y ahora, en una situación de grave crisis financiera municipal, y en tan sólo 15 meses de gobierno municipal, pretenden que solucionemos lo que ellos no fueron capaces de solventar en todos esos años", se pregunta Vílchez.

Por último, Vílchez ha recordado que "en ningún caso vamos a aceptar que aquellos que quieran usar la coacción, la amenaza o la fuerza como único instrumento para hacer valer sus aspiraciones se impongan a quienes respetan y cumplen con la ley".