El alcalde pedáneo de Puigmoreno exige que se traspase al Gobierno aragonés la titularidad de la carretera local

Actualizado 13/05/2007 19:46:24 CET

PUIGMORENO (TERUEL), 13 May. (EUROPA PRESS) -

El alcalde de la localidad turolense de Puigmoreno, Joaquín Alquézar, reclama el traspaso de la titularidad de la carretera que une este barrio pedáneo de Alcañiz y el de Valmuel con la carretera N-232. La titularidad de la carretera pertenece ahora a la Confederación Hidrográfica del Ebro, y el alcalde pide que sea al Gobierno de Aragón quien se haga cargo de ella.

En declaraciones a Europa Press, Alquézar dijo que "la carretera es tercermundista" y, de hecho, originariamente no era una vía para vehículos, sino un camino para regantes. El problema surge porque en Puigmoreno hay unos 400 habitantes y "los jóvenes se quedan a vivir", por lo que hay un tráfico privado y comercial importante.

Joaquín Alquézar lamentó que la carretera es "muy estrecha" y el tráfico para los camiones que transportan cereal y fruta es dificultoso, "da vergüenza". El alcalde pedáneo recordó que los habitantes de Puigmoreno también pagan sus impuestos y generan parte del Producto Interior Bruto (PIB), por lo que reclamó un trato igual que a otros municipios.