4 de abril de 2020
 
Publicado 26/03/2020 19:37:08 +01:00CET

La Asociación Aragonesa para la Dependencia presenta un escrito a la Fiscalía exponiendo su situación ante el COVID-19

Su gerente dice que las residencias son un "aliado esencial para ganar esta batalla", pero pide "rigor, medios y respeto"

ZARAGOZA, 26 Mar. (EUROPA PRESS) -

La Asociación Aragonesa para la Dependencia (ARADE), que agrupa a 80 centros en la Comunidad autónoma, el 90 por ciento de ellos residencias de mayores, ha presentado un escrito a la Fiscalía de Zaragoza exponiendo la situación por la que están atravesando a causa de la crisis sanitaria del coronavirus COVID-19.

La gerente de la asociación, Paquita Morata, ha indicado en declaraciones a Europa Press que en la comunicación a la Fiscalía exponen que las autoridades les están enviado protocolos de actuación y procedimientos con motivo de esta situación de emergencia sanitaria, "que estamos llevando al pie de la letra porque somos los primeros interesados en dar protección a nuestros usuarios", si bien es "difícil" trabajar "si no se poseen los equipos de protección individual necesarios", como mascarillas, batas, guantes y gafas.

Morata ha recalcado que llevan "semanas" pidiendo medios a la Administración "para poder trabajar correctamente" en una situación "extraordinaria como ésta" y ha detallado que a raíz del decreto del estado de alarma en España todos los proveedores que les estaban suministrando han dejado de hacerlo porque "todo el material ha sido incautado por el Gobierno central" para el personal sanitario.

La gerente de ARADE ha añadido que desde la patronal de las residencias están "batallando" para que se considere a sus trabajadores al mismo nivel que a los sanitarios porque "estamos en primera línea" y estos centros están siendo un "escudo" al atender a un grupo vulnerable de población, cuando la sanidad "está saturada".

No obstante, ha aclarado que las residencias "no son hospitales" y por eso han pedido más medios, que "no llegan", salvo "un pequeña cantidad" de equipos de protección a las residencias donde se ha notificado algún contagio.

TEST

La gerente de ARADE ha precisado que también han reclamado a la dirección general de Salud Pública "que acudan a las residencias para hacer test", pero "no se nos está dando contestación", a pesar de que "tenemos personas en aislamiento porque tienen todos los síntomas, pero no sabemos si son positivos o no", además de no disponer del material "para proteger a nuestro personal", ha relatado Morata.

Ha evidenciado, igualmente, la carencia de trabajadores en los centros donde ha habido que ponerlos en cuarentena por haberse notificado algún caso por lo que necesitan nuevos empleados.

Por eso, desde su entidad han solicitado ayuda a diferentes organizaciones con las que colaboran habitualmente, como Cepyme y Cruz Roja, "para que faciliten personal disponible", además de que el Instituto Aragonés de Servicios Sociales ha creado una bolsa del empleo, ha apuntado.

Morata ha matizado que la situación en Aragón "no ha llegado al nivel de otras Comunidades autónomas, no tenemos tantos centros afectados" y en el caso de los que integran su asociación "son muy pocos", pero "sabemos que pueden ir a más", especialmente si no se ponen las medidas de protección adecuadas.

RIESGO DE CONTAGIO

La gerente de ARADE ha explicado que aunque los familiares no pueden visitar a los residentes para evitar la propagación de la enfermedad, los trabajadores "siguen entrando y saliendo", lo que supone un riesgo de contagio.

Morata ha opinado que los empleados de las residencias "están respondiendo con un grado de profesionalidad y solidaridad increíble", con "valentía" para cuidar cada día "a las personas mayores, poniendo buena cara, tragándose el miedo y las lágrimas".

Por eso, ha pedido que cuando la ciudadanía sale a aplaudir a los sanitarios todos los días a las 20.00 horas, también lo haga con estos trabajadores y con todos aquellos que contribuyen a facilitar los servicios esenciales, también los transportistas.

Asimismo, ha resaltado el grado de compromiso de los responsables de las residencias, que en muchos casos son pequeñas empresas que dan trabajo en el medio rural, y ha puesto como ejemplo que de los cinco centros intermedios que ha establecido el Gobierno de Aragón para acoger a personas mayores contagiadas, pero sin necesidad de hospitalización, dos son socios de ARADE.

Se trata de la residencia 'La Abubilla', de Yéqueda (Huesca), la primera que se ha habilitado, con 47 plazas, y otra residencia, 'Los Maizales', del barrio de Casetas en Zaragoza, con 128 plazas, que entrará en servicio este fin de semana. Según ha dicho Morata, ambas son residencias nuevas, que no se habían abierto y que se han puesto a disposición de la Comunidad autónoma.

ALIADO ESENCIAL

La gerente de ARADE ha remarcado que las residencias de mayores son un "aliado esencial para ganar esta batalla", pero ha exigido a las autoridades públicas "rigor, medios y respeto al sector".

Ha advertido de que todavía no se ha llegado al pico de la epidemia y que en sus centros están trabajando "con las personas más vulnerables, con las que tienen más posibilidades de fallecer", si se contagian, personas con edad avanzada y que están institucionalizadas porque ya no pueden estar en sus casas y por eso ha insistido en la necesidad de medios "ya" porque se está dejando pasar un tiempo "vital".

Paquita Morata ha dicho que el día a día "está siendo muy duro" y ha vaticinado que va a ser "una carrera de fondo, que va a durar tiempo", además de agradecer el apoyo recibido de la sociedad civil, como las pantallas que les ha hecho llegar una asociación de Barbastro, que se están distribuyendo en sus centros, así como mascarillas de tela "que sabemos que no son las más oportunas, pero no contamos con más medios".

La gerente de ARADE ha considerado que en Aragón hay un nivel de calidad de servicio en las residencias de mayores "muy elevado" y los profesionales "están formados", para remarcar que están dando "el cien por cien" para que quienes viven en ellas estén en las mejores condiciones.

Contador

Para leer más