28 de marzo de 2020
 
Publicado 25/02/2020 14:17:20CET

Contín (PP) cree que la gestión de Lambán y Aliaga sobre el carbón no deja "ni una sola realidad tangible"

El diputado del PP, Sebastián Contín
El diputado del PP, Sebastián Contín - EUROPA PRESS

ZARAGOZA, 25 Feb. (EUROPA PRESS) -

El diputado autonómico del PP, Sebastián Contín, ha considerado este martes que la gestión del presidente del Gobierno de Aragón, Javier Lambán, y el vicepresidente y consejero de Industria, Arturo Aliaga, de la crisis del sector del carbón y el cierre de la Central Térmica de Andorra (Teruel) no deja "ni una sola realidad tangible".

Ha ofrecido una rueda de prensa en la que se ha quejado de que los Gobiernos de España y Aragón "no han presentado nada en un año", en alusión al Plan de Transición Energética, aseverando que Lambán y Aliaga no han tomado "ni una sola medida económica, ni social ni presupuestaria", por lo que ha criticado su "falta de estrategia y ambición".

El parlamentario popular ha aseverado que este asunto no es "el mayor problema" para las cuencas mineras y toda la provincia de Teruel, sino que puede serlo para el conjunto de Aragón, rechazando las "palabras huecas" del Ejecutivo aragonés.

Ha tildado de "precipitada" la decisión del presidente del Gobierno de España, Pedro Sánchez, de "forzar el fin del carbón" en noviembre de 2018, "creando un grave problema" en la provincia de Teruel, donde el 40 por ciento del PIB proviene de la Térmica, la industria auxiliar y el carbón. Ha hecho notar que Alemania ha retrasado el cierre del sector hasta 2038, Italia hasta 2030 y Francia y otros países hasta 2025.

El diputado del PP ha opinado que Alemania es "un ejemplo" en el proceso de descarbonización y ha apuntado que la canciller, Angela Merkel, se ha comprometido a destinar 40.000 millones de euros a compensar las regiones carboníferas, tras negociar con los Estados afectados y las empresas del sector, tras lo que ha manifestado que en España ha faltado "prudencia" y que "hubiese sido mejor comenzar con medidas para reindustrializar", pero "se hizo al revés".

Sebastián Contín ha defendido el dictamen aprobado por las Cortes en 2019, por unanimidad, sobre medidas para paliar el cierre de la Térmica, como las fiscales y administrativas para favorecer la atracción de empresas, aumentar la formación de capital humano y mejorar las infraestructuras, como la A-68.

También, extender la fibra óptica, impulsar los polígonos industriales ya existentes, dar incentivos a empresas y apoyar microproyectos, diversificar la economía de estas comarcas, crear una oficina que coordine la transición energética, apoyar los regadíos, pero "no se ha puesto en marcha una sola".