Publicado 03/12/2020 14:01CET

La crisis de la COVID destruye el triple de empleo entre jóvenes que entre la población adulta, según CCOO

Elena Pérez y Carmelo Asensio este jueves en la rueda de prensa.
Elena Pérez y Carmelo Asensio este jueves en la rueda de prensa. - EUROPA PRESS

El sindicato ha presentado un informe en el que se analiza la situación de los menores de 30 años en el mercado laboral

ZARAGOZA, 3 Dic. (EUROPA PRESS) -

Comisiones Obreras ha desarrollado un informe en el que se analiza el impacto de la crisis de la COVID-19 en la juventud aragonesa. El sindicato ha señalado que, durante este tiempo de pandemia, se ha destruido el triple de empleo entre los menores de 30 años que en la población adulta.

Este estudio ha sido presentado este jueves, en una rueda de prensa, por la secretaria de Mujer, Igualdad y Juventud de CCOO-Aragón, Elena Pérez, y el técnico-economista del sindicato, Carmelo Asensio. Los dos han coincidido en señalar que la situación de este colectivo en el mercado laboral no es buena: "Esta generación va a vivir peor que sus padres, incluso peor que sus abuelos".

Elena Pérez ha evidenciado que la juventud se ha visto atrapada entre "dos grandes crisis"; la de 2008 y la sanitaria. La primera de ellas, ha añadido, tuvo un importante impacto en las condiciones laborales, con las reformas de 2010 y 2012, algo que también está afectando ahora.

"En 2019 hubo una mejora en la creación de empleo, pero el impacto de la COVID-19 está siendo innegable". Ha detallado que, entre los menores de 30 años, hay "mayor destrucción de empleo y mayor precariedad laboral y salarial".

De esta forma, el informe, entre otras cosas, concluye que se ha el triple de empleo entre los jóvenes que entre la población adulta, algo que va en consonancia con "las condiciones de temporalidad y precariedad que sufre la población joven en Aragón".

Además, ha disminuido la tasa de actividad, que se sitúa en el 52,64 por ciento, casi siete puntos menos que en 2019. Esto se debe no solamente a razones de descenso demográfico sino también al desánimo entre este colectivo, ya que muchos no creen que vayan a poder encontrar un trabajo.

Pérez ha remarcado el fuerte impacto de la pérdida de empleo entre los jóvenes: "En tan solo 8 meses se han destruido 8.000 puestos de trabajo". Además, la tasa de temporalidad entre los menores de 30 años es del 49,30 por ciento, mientras que la media aragonesa está en el 20 por ciento y la de la Unión Europa del 12.

"El paro también ha subido, entre los menores de 30 años la tasa está en el 32,40 y entre los de menos de 25 años del 27 por ciento. Trabajos precarios, salarios bajos y, como consecuencia de ello, vidas precarias", ha aseverado.

Elena Pérez ha afirmado que, según un informe del Consejo de la Juventud de España --con datos de 2019--, los jóvenes deben destinar más del cien por ciento de su salario a la vivienda. Según la Encuesta de Condiciones de Vida del Instituto Aragonés de Estadística, la tasa de riesgo de pobreza en este colectivo en Aragón se sitúa en el 21 por ciento.

En este contexto, ha subrayado que para mejorar la situación de los jóvenes en el mercado laboral hay que trabajar en la calidad del empleo, de la enseñanza y de la formación, además de en la mejora de la emancipación. "Sin un trabajo digno no se puede vivir una vida digna. Esta va a ser una generación que va a vivir peor que sus padres, incluso peor que sus abuelos".

REPERCUSIÓN ECONÓMICA Y SOCIAL "BRUTAL"

"A pesar de los enormes esfuerzos que está realizando Comisiones Obreras dentro de la concertación social y de los acuerdos con el Gobierno, tanto de España como de Aragón, a nadie se le escapa que esta crisis está teniendo una repercusión económica y social brutal", ha detallado el técnico-economista del sindicato, Carmelo Asensio.

En este punto, ha referido que los datos son "muy malos". En lo que respecta al paro registrado "por primera vez, en los últimos cinco años, Aragón ha superado los 80.000 parados".

Por edades, "los jóvenes menores de 25 años son los que están siendo más castigados por esta destrucción de empleo". De hecho, en noviembre, mientras el paro ha crecido, en general, un 2,94 por ciento, entre los menores de 25 años un 4,15 por ciento, es decir, un punto y medio más de media.

"Por eso podemos decir que los jóvenes están siendo uno de los colectivos más afectados por la crisis. Esta pandemia está truncando de nuevo las expectativas laborales y vitales de las nuevas generaciones". Así, Asensio ha opinado que la juventud está "atrapada" entre "dos crisis" o "en una crisis de la que no sale".

"Fueron los que más sufrieron la gran recesión de 2008, los que pagaron las consecuencias de las infames reformas laborales de 2010 y 2012, que precarizaron el mercado laboral en general, pero especialmente para los jóvenes. Y después de esa travesía en el desierto, que se empezaba a ver un poco de luz al final del túnel, llega una nueva crisis económica, provocada por la COVID".

Ha apuntado que todavía se desconoce la "duración y dimensión" que puede tener esta crisis ocasionada por la pandemia. "En este informe vemos que los jóvenes pueden ser uno de los colectivos más afectados por esta situación, e incluso se está empezando a decir que pueden ser ya una generación perdida".

PARO

Asensio ha detallado que, desde que se inicio la pandemia, de febrero a octubre, se han destruido 4.978 puestos de trabajo de jóvenes. Esto supone una caída del 6,44 por ciento, cinco puntos más la media de la caída de la afiliación a la Seguridad Social en Aragón, que ha sido del 1,02 por ciento.

"Si lo medios en términos de empleo, estamos hablando de que desde el año pasado hasta ahora se han destruido 7.200 puestos de trabajo" que ocupaban personas de entre 16 y 30 años. Esto supone un 9,30 por ciento, mientras que la evolución entre la población adulta ha sido de un 3,4 por ciento.

En este punto, Asensio ha mencionado que la tasa de paro está "disparada". "Es una auténtica barbaridad la evolución de la destrucción de empleo en términos de paro registrado: el paro entre los jóvenes ha crecido un 31 por ciento, con 3.959 personas".

"La tasa de paro, en estos momentos, para los menores de 25 años en Aragón es del 27 por ciento, la más alta desde 2013, cuando se alcanzó el pico de la crisis de 2008. En menores de 30 años, se sitúa en el 22 por ciento en Aragón, en el 29,45 por ciento en España y en el 13,17 por ciento en Europa".

De esta forma, la Comunidad aragonesa estaría duplicando la tasa de paro media de Europa para los menores de 30 años y, en el caso de la media española, casi se triplicaría. "Se destruye empleo, crece el paro, pero, además, con menos población joven, porque la población activa ha caído en picado".

A toda esta situación hay que sumar que los menores de 35 años están cobrando un 23 por ciento menos de sueldo que en 2010: "Se están perpetuando las condiciones laborales precarias en la juventud, lo que antes era una precariedad de entrada temporal, ahora se está convirtiendo en la norma habitual del joven, y eso es lo grave y lo que hay que combatir".

Esto provoca un retraso en la emancipación, España tiene una de las más bajas de la Unión Europea, pero además el aumento de la exclusión social. "Cada vez más la pobreza tiene un perfil de mujer joven, un 29 por ciento de jóvenes viven bajo el umbral de la pobreza", ha subrayado.

Desde CCOO, han añadido que no se puede perder la oportunidad de utilizar los fondos europeos para cambiar el modelo productivo hacia uno "mucho más sostenible".

INFORME

Comisiones Obreras presenta todos los años un informe de situación social y laboral de la juventud de la Comunidad Autónoma. Desde el sindicato reconocen que aunque este análisis tiene en cuenta la situación de pandemia, como no podía ser de otra manera, todavía se desconocen las consecuencias finales de esta crisis.

En este documento, titulado 'Impacto de la crisis de la COVID-19 en la población aragonesa', se utilizan, entre otros, datos de afiliación de a Seguridad Social y del paro registrado del mes de octubre, además de la Encuesta de Población activa del segundo trimestre del año.

Para leer más