La economía aragonesa apuesta por la diversificación y la apertura para salir de la crisis


La Presidenta De CESA, Ana Abós
EUROPA PRESS
Actualizado 07/09/2011 17:05:18 CET

ZARAGOZA, 7 Sep. (EUROPA PRESS) -

La mayor diversificación y nivel de apertura relativa al exterior, la solidez de su sector industrial, su menor tasa de desempleo o la dotación de un capital humano bien formado, son los principales factores clave por los que apuesta la economía aragonesa para salir de la crisis, según las conclusiones del Informe anual sobre la Situación Económica y Social de la Comunidad aragonesa en el año 2010 del Consejo Económico y Social de Aragón (CESA) presentado este miércoles en el Edificio Paraninfo de Zaragoza.

En declaraciones a los medios de comunicación, la presidenta de CESA, Ángela Abós, ha explicado que, aunque Aragón está en crisis "como España y Europa", "hay algunos elementos muy diversificados como el sector de la Industria", según se desprende también del Informe anual del Consejo sobre la situación económica y social en Aragón en el año 2010 y que ha sido presentado en el mismo acto.

Asimismo, ha señalado que la Comunidad autónoma "sufre en datos objetivos un paro menos que el de España, tiene posibilidades en esa coyuntura que estamos viviendo".

Además, ha mencionado que "el sector Agroalimentario ha mejorado mucho en Aragón, ya que "ha incorporado más empleo y ha salido más al exterior", pero "tenemos problemas con el sector Servicios y con la Construcción", aunque "en el último trimestre del 2010 incluso Construcción ha remontado un poco".

"El balance de la economía aragonesa del año 2010 arroja luces y sombras. No obstante, este contexto no le ha impedido a la Comunidad mantener en su tasa de paro un significativo diferencial a su favor respecto de la media española, e incluso mejorar su puesto en el ranking de las comunidades, finalizando 2010 como la quinta región con mejor dato en este indicador", ha destacado Abós.

El secretario general de CEPYME Aragón, Rafael Zapatero, ha sido el encargado de dar a conocer el Informe anual en el que se revela que Aragón cerró el ejercicio económico de 2010 con un cierto descenso de actividad, pero dejando atrás "lo peor de la crisis" y demostrando que, "aún sufriendo sus consecuencias de forma más pronunciada que la media de las Comunidades, ha sido capaz de acelerar su recuperación por encima del conjunto de España, ganando especial intensidad en la recta final del año, donde el Producto Interior Bruto creció un 0,7 por ciento".

La balanza comercial aragonesa muestra cómo el sector exterior ha sido el verdadero motor de la economía durante el pasado ejercicio, y clave en su proceso de recuperación. Las ventas al exterior han aumentado un 19,5 por ciento y las importaciones lo han hecho en un 15 por ciento.

El estudio económico ha revelado que Aragón es la octava Comunidad más exportadora y la novena más importadora de España, ya que cerró el año siendo la sexta Comunidad más rica de España en términos de Producto Interior Bruto (PIB) y con superávit comercial de 1.426 millones de euros.

MENOR DESTRUCCIÓN DE EMPLEO

Otro de los aspectos positivos de este Informe es que la Comunidad aragonesa registró en el pasado ejercicio una menor destrucción de empleo que en 2009. En concreto, el aumento relativo del desempleo fue del 13,0 por ciento, mientras que en el año anterior había sido del 79,3 por ciento.

Asimismo, Aragón es la quinta región con mejor dato de paro de las Comunidades autónomas, un 14,8 por ciento, frente al 20,1 por ciento de la media española.

Por sectores, la agricultura y la industria han sido las dos ramas de actividad que mejor evolución han mostrando en Aragón en 2010. El sector agrícola ha experimentado una recuperación mayor a la española, registrando en media anual un aumento de la ocupación del 22,3 por ciento, frente al 0,9 por ciento del promedio de España y la industria que, si bien en promedio anual ha sufrido un ajuste del -2,7 por ciento (-5,9 por ciento de media estatal), ha cerrado el último trimestre del año en positivo creando empleo a una tasa del 3,9 por ciento.

Frente a estos datos, la construcción en Aragón ha registrado un descenso de la ocupación del 7 por ciento, lejos del -12,6 por ciento protagonizado por la media española, y el sector servicios ha sido el responsable, con una caída del 5,9 por ciento, de casi 8 de cada 10 puestos de trabajo destruidos, cuando de media nacional no ha llegado a uno (-0,3 por ciento).

La pérdida de empleo ha sido el denominador común en las tres provincias, situándose Teruel a la cabeza con una caída del 6 por ciento, seguida de Huesca con un 3,9 por ciento y de Zaragoza, con un 3,8 por ciento.

Desde el punto de vista del análisis social, la crisis económica ha seguido provocando la pérdida de puestos de trabajo y, con ello, unas mayores dificultades de la población para acceder al empleo. En 2010, la tasa de paro aragonesa llegó al 14,8 por ciento.

No obstante, se produjo una mejora en el volumen de contratación, con un aumento del 4,2 por ciento respecto al periodo anterior (15.757 contratos más).

ALTAS COTAS DE BIENESTAR SOCIAL

A pesar de todo, la situación de crisis no ha impedido que los principales indicadores de calidad de vida hayan sido positivos, según el Informe. Entre estos indicadores, destaca que Aragón fue en 2010, junto con Extremadura, la comunidad con menor índice de incidencia de accidentes de trabajo con baja en jornada laboral (34,5), 5,1 puntos menos que la media nacional.

Según el Informe, el presupuesto asignado en 2010 a los programas dirigidos a la promoción del empleo, ha alcanzado los 36,2 millones de euros, de los que se han ejecutado 36,6 millones. Esta cuantía ha decrecido en 3.842,6 euros en relación al año precedente, que fue de casi 40,4 millones de euros.

Además, el estudio revela que, a principios de 2011, Aragón contaba con 1.345.132 habitantes, un 0,1 por ciento menos que en año anterior. La población inmigrante continúa siendo relevante para el devenir de la población aragonesa constituyendo el 12,8 por ciento del total. En 2010 se han registrado 173.086 habitantes foráneos, 948 más que en 2009.

En cuanto a Educación, el número total de alumnos de educación no universitaria mantiene un año más su tendencia creciente, aunque con un incremento más moderado.

Los centros de titularidad pública han escolarizado al 67,2 por ciento de la población estudiantil no universitaria, el 25,8 por ciento eligieron un centro privado concertado y el 7 por ciento un centro privado no concertado. En la Universidad de Zaragoza se matricularon 30.478 alumnos en 2010.

En Sanidad, cabe destacar en 2010 la implantación del derecho a la segunda opinión médica y el nuevo modelo de participación de los usuarios en salud en Aragón, lo que conlleva mejoras en los consejos de salud de zona y sector como organismos realmente operativos.

En cuanto al sistema sanitario, a la buena infraestructura hospitalaria se une la valoración emitida por los aragoneses, más positiva que en el conjunto del país.

Tras desglosar los principales datos sobre la situación económica y social de Aragón durante el año 2010, el Informe concluye apuntando que "es de esperar que en 2011 continúe y se intensifique el ritmo de recuperación de la economía aragonesa".