Actualizado 09/06/2007 15:17 CET

FAPAR formará, el próximo curso, a menores inmigrantes para prevenirlas frente a la mutilación genital

ZARAGOZA, 9 Jun. (EUROPA PRESS) -

La Federación de Asociaciones de Padres de Alumnos de Aragón (FAPAR) formará a niñas y jóvenes menores inmigrantes de la Comunidad Autónoma para prevenirlas frente a la mutilación genital, según explicó a Europa Press la presidenta de la entidad, Teresa Paniello.

FAPAR está preparando un ciclo de charlas que ofertará a todos los colegios e institutos de Aragón que se centrarán en las familias inmigrantes y se dedicarán a la salud sexual. El ciclo se realizará en colaboración con el Servicio Aragonés de Mediación Intercultural (SAMI) y servirá, entre otros objetivos, para explicar a los inmigrantes los derechos y obligaciones existentes en Aragón en materia de salud.

Teresa Paniello dijo que "ninguna costumbre, por muy arraigada que esté, está por encima de los derechos de las personas" y destacó la necesidad de que la Escuela transmita los "valores universales", como el de la integridad de la persona. Paniello consideró que la comunidad educativa es un entorno idóneo para prevenir la amputación genital femenina.

"Hay que transmitir a las familias inmigrantes los derechos del niño y nuestra legislación para que sepan lo que está permitido y que no se produzcan cuestiones de este tipo".

Por su parte, la directora del Instituto Aragonés de la Mujer (IAM), Eva Martínez, alertó de que el actual es "un momento de riesgo por la proximidad de los viajes en el periodo vacacional", ya que algunos individuos aprovechan los viajes de vacaciones de vuelta al país de origen para forzar a sus hijas o familiares a someterse a esta práctica delictiva.

Eva Martínez comentó que hasta fechas recientes era difícil perseguir la comisión de estos delitos, ya que se realizan fuera del territorio español, pero en la actualidad la legislación "posibilita la persecución extraterritorial", es decir, que si una menor que reside en España sufre una agresión de este tipo puede ser protegida por la Policía y los tribunales independientemente de dónde se haya cometido este delito.

Además, la directora del Organismo de Igualdad comentó que la nueva normativa aragonesa de defensa de la igualdad de género recoge, expresamente, la amputación genital como un caso de violencia contra la mujer.