Actualizado 26/03/2010 14:59 CET

El Gobierno de Aragón destina 106 millones para el impulso de políticas activas de empleo, enmarcadas en el AESPA

El Plan de Empleo beneficiará a más de 12.000 aragoneses "para paliar las consecuencias de la crisis económica y financiera"

ZARAGOZA, 26 Mar. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno de Aragón , en colaboración con los agentes sociales de la Comunidad, desarrollará en 2010 una serie de políticas activas de empleo, enmarcadas en el Acuerdo Económico y Social para el Progreso de Aragón (AESPA), y a las que se destinarán 106.156.464 euros.

Según informó la directora gerente del Instituto Aragonés de Empleo (INAEM), Ana Bermúdez, en una rueda de prensa en Zaragoza, de ese dinero que constituye el Plan de Empleo que el Gobierno de Aragón y los agentes sociales desarrollarán en 2010, 56.790.297 euros corresponden a formación, 42.198.695 a empleo y 7.167.472, que constituyen una partida presupuestaria adicional que permitirá impulsar un nuevo volumen de actuaciones.

El objetivo principal es "paliar las negativas consecuencias de la crisis económica y financiera que, en línea con lo ocurrido en el ámbito nacional e internacional, ha afectado a la Comunidad autónoma", según la gerente del INAEM.

Bermúdez expuso que, en lo referente a programas de formación, se pondrán en marcha escuelas taller, acciones formativas dirigidas prioritariamente a trabajadores desempleados y a ocupados, adaptación al empleo de jóvenes titulados universitarios, formación de personas con especiales dificultades de inserción, teleformación para zonas rurales, igualdad de oportunidades, refuerzo de competitividad, prácticas no laborales y formación en centros propios del INAEM.

En cuanto a los programas de empleo, se incidirá en el desarrollo local, la integración laboral de personas con discapacidad, colaboración con organismos públicos y entidades sin ánimo de lucro, promoción del autoempleo, la economía social, la contratación estable y de calidad, programas de inserción en el empleo, y de información y orientación.

Al margen de éstas, la partida adicional de más de siete millones incluida en el Plan y fruto de la negociación desarrollada en el seno del AESPA, permitirá el desarrollo de acciones como impulsar la formación en habilidades con un millón de euros. "De nuestro trato con los trabajadores hemos constatado que cada vez hay una necesidad mayor de adquirir competencias transversales ligadas a actitudes fundamentales en la incorporación y el desempeño de una ocupación", aclaró Bermúdez.

Además, se incidirá en la formación para ocupados, con 2,5 millones, "en sectores estratégicos para evitar que pierdan su empleo" con un presupuesto de seis millones de euros, y en la conciliación, con 200.000 euros, "para facilitar la participación de trabajadores que tengan a su cargo hijos menores o personas dependientes".

TALLERES DE EMPRENDEDORAS

También se pondrán en marcha talleres de emprendedoras "con el objetivo de facilitar el autoempleo de las mujeres a través de su participación en talleres, con la combinación de la formación y el apoyo en el desarrollo de proyectos empresariales durante cinco meses".

"A través de un convenio con el Ministerio de Igualdad que se firmará este mes o el próximo, se destinarán 190.000 euros, de los 70.000 corresponden al Gobierno de Aragón en la provincia de Teruel y, si funciona, nos plantearíamos extenderlo a toda la Comunidad", incidió.

En materia de innovación, se trabajará en "mejorar la competitividad de las empresas y crear puestos de trabajo" con 1,5 millones de euros para 2010 y 2011. Los objetivos serán aumentar el empleo cualificado y de calidad, favorecer la incorporación de las tecnologías y la innovación en las pymes aragonesas, cualificar a los trabajadores, ofrecer apoyo formativo y fomentar la creación de empresas innovadoras.

Con este Plan también se incrementará el programa de inserción a través del Fondo Europeo de Adaptación a la Globalización (FEAG) con 2,5 millones para la recolocación de trabajadores que han perdido su empleo en Aragón como consecuencia de la actual crisis, "en especial en el pequeño comercio, porque ha descendido el consumo y los puestos de trabajo y además tienen la competencia de los centros comerciales".

Por último, con una partida de 2,4 millones se pretende incrementar la mejora de la empleabilidad e inserción de jóvenes y parados de larga duración, con el objetivo de que accedan al empleo al menos el 35 por ciento de los participantes en el programa; además se destinarán 200.000 euros para mejoras e incorporación del INAEM en la aplicación Inforienta.

Con este plan, el INAEM pretende beneficiar a 12.050 personas: 150 con el área de innovación y competitividad, que se pondrá en marcha "en breve"; 5.500 de formación en habilidades, que empezará a mitad de año; 50 en el taller de mujeres emprendedoras; 150 para las ayudas a la conciliación, que estarán listas en mayo; 400 con el FEAG, que se presentará en Bruselas el 1 de abril; y 1.200 con la mejora de la empleabilidad e inserción, prevista para junio.

LIMITACIONES

En este sentido, el director del Departamento de Estudios de la Confederación de Empresarios de Aragón (CREA), José María García, se mostró "satisfecho" por este acuerdo "a pesar de las limitaciones que hemos tenido porque gran parte de los fondos vienen determinados", y que es fruto "de una intensa negociación para determinar objetivos comunes". "En tiempos de crisis las necesidades se multiplican pero hemos conseguido un acuerdo para alcanzar un gran número de ellas", aseveró.

Además añadió que "en el pasado se han implementado medidas realmente útiles que nos permiten un diferencial de desempleo notable con el conjunto de España y estas medidas van a contribuir a que se amplíe", expuso.

Por su parte, el secretario general de la Confederación de la Pequeña y Mediana Empresa (CEPYME) en Aragón, Rafael Zapatero, reconoció que "una crisis provoca una profunda alteración en los sectores económicos sobre su peso en la participación de la creación de riqueza, además del incremento del desempleo". "Con este acuerdo se configura un plan que puede dar respuesta a la demanda de la coyuntura económica actual", afirmó.

El secretario de Empleo de Comisiones Obreras en Aragón, Antonio Carvajal, valoró el acuerdo como positivo, si bien reconoció que "nos hubiera gustado que fuera más ambicioso". "En un momento de fuertes restricciones económicas hay que trabajar con lo que hay, pero es positivo porque apuesta por mejorar el capital humano para el cambio en el modelo productivo que demandamos", expuso.

"Un acuerdo como el AESPA es en si positivo pero tal vez deberíamos ser más ambiciosos, no obstante, ahora trabajaremos por conseguir la mayor eficacia posible en su ejecución", señaló.

El secretario de Política Sindical y Empleo de UGT Aragón, Raúl Machín, consideró que este Plan es "un intento de activar el empleo en tiempos de crisis, donde destaca el programa de innovación y la mejora de la empleabilidad e inserción de jóvenes y parados de larga duración".

"Tenemos que empezar a andar, intensificar el crecimiento y no desaprovechar los medios que se negocian a nivel estatal como el Plan de Empleo Joven", expuso Machín que reconoció que había otros proyectos sobre la mesa pero finalmente en el texto se han incluido los que tenían consenso porque "es difícil ponerse de acuerdo y más cuando el presupuesto es ajustado".