Actualizado 20/08/2015 16:55 CET

Olona visita Torla y Góriz

Joaquín Olona en su visita a Torla
GOBIERNO DE ARAGÓN

HUESCA, 20 Ago. (EUROPA PRESS) -

El consejero de Desarrollo Rural y Sostenibilidad del Gobierno de Aragón, Joaquín Olona, ha visitado este jueves, 20 de agosto, las obras de remodelación y ampliación del refugio de Góriz, en la Comarca del Sobrarbe, en el Pirineo oscense, en la que se invierten 400.000 euros, financiadas por un convenio firmado el pasado mes de abril entre el Ejecutivo y la Federación Aragonesa de Montaña (FAM).

Olona ha visitado en primer lugar la localidad de Torla, acompañado por el responsable de refugios de la FAM, los alcaldes de Torla y La Fueva y el presidente de la comarca del Sobrarbe, Enrique Campo, además del gerente de PRAMES, Modesto Pascau, ha informado el Gobierno autonómico en una nota de prensa.

Los máximos responsables han destacado en la visita que las obras van a permitir duplicar el espacio útil del refugio de Goriz, ubicado en el Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido, espacio natural que sólo en el mes de agosto ha sido visitado por 150.000 personas.

El consejero Joaquín Olona ha calificado el Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido como "el buque insignia de los espacios naturales protegidos aragoneses, siendo un magnífico ejemplo para coordinar la protección y la conservación de los recursos de alto valor natural con su uso y disfrute por parte de la sociedad".

A su entender, esto es "algo esencial para que el patrimonio natural se traduzca en economía y empleo, sobre todo para los habitantes de la zona cuya colaboración y apoyo resultan imprescindible para la conservación".

Ha añadido que "el Gobierno de Aragón tiene la responsabilidad exclusiva de la gestión del parque y en ese contexto colabora de forma destacada en la financiación de la ampliación y mejora del Refugio de Góriz".

80 PLAZAS

El responsable de refugios de la Federación Aragonesa de Montaña, Sergio Rivas, ha explicado que "se va a pasar de 72 a 80 plazas, se duplicará el espacio útil de 200 a 400 metros cuadrados entre planta baja y primer planta" y se ha cambiado la carpintería exterior, las ventanas y se está trabajando en el interior del edificio.

"La ampliación y remodelación van a contribuir a mejorar las condiciones de seguridad y sostenibilidad de la práctica del montañismo en el Parque Nacional", ha agregado.

Igualmente, ha manifestado que "el refugio es un servicio público estimulando el respeto al medio ambiente, atiende a los deportistas en todas las estaciones del año y actúa como observador de la Agencia Estatal de Meteorología en la recogida continuada de datos" desde hace más de 30 años.

El Refugio 'Delgado Úbeda' Góriz se construyó en 1961, está a 2.200 metros de altitud, en la cara sur del Macizo de Monte Perdido, adscrito y gestionado por la Federación Aragonesa de Montaña. Está abierto y con guardas todo el año y se puede acceder a él desde Torla, Nerín, Pineta, Bujaruelo y Añisclo.

Es uno de los más transitados de los Pirineos de la vertiente española y francesa, punto de pernoctación y avituallamiento de numerosas ascensiones, como las de las Tres Sorores, Monte Perdido, Cilindro de Marboré, Soum de Ramond, la Brecha de Rolando y la Gruta de Casteret.

VISITAS

El director del Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido, Manuel Montes, ha declarado que "las cifras de visitantes al año es alrededor de 600.000, esperando superarla por la climatología del verano, siendo el mes de agosto ya superior en número al año anterior con más de 150.000 y el mes de julio en torno a los 100.000".

Montes ha apuntado que, como novedad, "se ha permitido el acceso a perros con sus dueños, reivindicación demandada por muchos visitantes", si bien "deben ir atados con correa a pesar de estar en un espacio natural".

Este parque nacional es el único de la Comunidad y su extensión se reparte entre los términos municipales de Bielsa, Franlo, Tella-Sin, Torla-Ordesa y Broto. Ocupa una superficie de 15.608 hectáreas con una zona de protección periférica de casi 20.000 hectáreas.

Es el segundo más antiguo de España, declarado como tal en 1918. Además, es Reserva de la Biosfera y Patrimonio Mundial de la Unesco. Desde el 1 de julio de 2006, la gestión corresponde al Gobierno de Aragón.