Publicado 02/02/2021 08:59

La Iglesia de San Pablo de Zaragoza celebrará San Blas, pero aconseja acudir de forma escalonada toda la semana

Iglesia de San Pablo de Zaragoza.
Iglesia de San Pablo de Zaragoza. - EUROPA PRESS

ZARAGOZA, 2 Feb. (EUROPA PRESS) -

La Iglesia de San Pablo de Zaragoza mantiene la celebración de la fiesta de San Blas, este miércoles, 3 de febrero, con restricciones adaptadas a la actual situación de pandemia del coronavirus SARS-CoV-2, motivo por el que ha animado a acudir al templo de forma escalonada a lo largo de toda la semana para evitar aglomeraciones.

Así lo ha explicado a Europa Press el responsable de Gestión de Visitas y Actividades Culturales de la parroquia, Sergio García, quien ha señalado que el objetivo es poder celebrar esta festividad "con tranquilidad y seguridad", dedicada a un santo "auxiliador" que es protector frente a los males de garganta y enfermedades respiratorias y al que se le tiene mucha veneración en Aragón, ha contado.

García ha precisado que esta celebración es una de las "más populares" de la parroquia a lo largo del año, también en la ciudad, a la que acuden "miles de personas" para "venerar y pedir protección" a San Blas.

Además, puesto que es patrón de muchos pueblos de Aragón, quienes proceden de estas localidades y viven en Zaragoza acuden a esta iglesia a rezar al santo. El responsable de Gestión de Visitas y Actividades Culturales de la parroquia ha remarcado que esta celebración existe desde la Edad Media y ha comentado que esta iglesia, en sus orígenes, fue una ermita dedicada a San Blas.

Este año, se ha suspendido la veneración de la reliquia y la venta de caramelos y chocolatinas que se hacía en el interior del templo, alimentos que se bendecían al final de cada celebración litúrgica ya que se considera que actúan de protección "al pasar por la garganta", ha apuntado García.

No obstante, el Ayuntamiento de Zaragoza sí ha concedido permiso para la venta que se hace en el exterior del templo de roscones y algún otro dulce por parte de comerciantes que acuden cada año, si bien el responsable de actividades culturales de San Pablo ha aclarado que no dependen de la parroquia y desconoce cómo se organizarán.

ACCESOS DIFERENCIADOS

La iglesia tendrá este próximo miércoles dos accesos diferenciados, uno para aquellos que accedan a las misas y otro para quienes vayan a visitar y rezar al santo, con un aforo limitado al 25 por ciento --algo más de cien personas---, frente a la entrada libre que había otros años.

En el interior, estarán acotados los espacios para ambas actividades con el objetivo de mejorar el acceso y movimiento dentro del templo para mantener la distancia de seguridad. El aforo será controlado constantemente para cumplir las normativas de las autoridades sanitarias.

La iglesia permanecerá abierta para la visita a San Blas de 9.00 a 14.00 horas y de 16.00 a 20.30 horas, mientras que las misas se celebrarán a las 10.00, 11.00, 12.00, 13.00, 17.00, 18.00, 19.00 y 20.00 horas. En el caso de la misa de 12.00 horas, será retransmitida en directo a través de la página de Facebook de la parroquia, como ya ha hecho con anterioridad durante el confinamiento y en otras celebraciones, como San Antón.

El responsable de Gestión de Visitas y Actividades Culturales de la parroquia ha aconsejado acudir a la iglesia durante toda la semana para "evitar aglomeraciones" y momentos de espera ya que "el santo sigue estando allí". La iglesia abre de lunes a sábado de 10.00 a 12.00 horas y de 18.30 a 19.30 horas y los domingos de 10.00 a 12.30 horas.

García ha reconocido que antes las actuales circunstancias de pandemia tienen "bastante incertidumbre" respecto a cuántas personas acudirán a celebrar San Blas este año.

Por una parte, ha apuntado, habrá quienes dejen de ir, pero, por otra, quienes se animen puesto que se trata de un santo protector de enfermedades respiratorias, como lo es la COVID-19, además de que Zaragoza tiene un cierre perimetral y quienes acostumbran a ir a sus pueblos en esta jornada por ser San Blas su patrón, quizá se acerquen al templo. Según ha apuntado, este lunes ya han ido personas a visitar al santo.

Más información