La iniciativa 'Iglesia por el trabajo decente' critica la "indecente precariedad" que existe en el ámbito laboral

Publicado 04/10/2019 11:01:45CET

ZARAGOZA, 4 Oct. (EUROPA PRESS) -

La iniciativa 'Iglesia por el trabajo decente' ha criticado la "indecente precariedad" que existe en el ámbito laboral, con motivo de la celebración este lunes, 7 de octubre, de la Jornada Mundial por el Trabajo Decente.

Varias entidades de la Diócesis de Zaragoza --Cáritas, Centro Pignatelli, Comunidades de Vida Cristianas, Delegación de Pastoral Obrera, Hermandad Obrera de Acción Católica, Juventud Obrera Cristiana, Parroquia de San Mateo, Vicaría II y Vedrunas Almozara-- han difundido un manifiesto para evidencias que el trabajo "está lejos de ser un derecho que garantice la dignidad de la persona".

En el manifiesto, estas entidades recuerdan la apuesta común alcanzada el pasado mes de junio durante la 108 Conferencia de la Organización Internacional del Trabajo, en la que se celebró su Centenario.

En ese encuentro, se apostó por aprovechar todo el potencial del progreso tecnológico y el crecimiento de la productividad "para lograr trabajo decente y desarrollo sostenible, que permitan asegurar la dignidad, la realización personal y una distribución equitativa de los beneficios para todos".

Al mismo tiempo, y en el marco de este 7 de octubre, desde la 'Iglesia por el trabajo decente' han alertado sobre los efectos negativos de la precariedad laboral, que se traduce en "vidas truncadas, vulnerables y violentadas de personas explotadas y abusadas por contratos temporales y eventuales, con sueldos que no concuerdan con las horas realizadas".

Además, han criticado la falta de seguridad en el puesto de trabajo y la exigencia de una flexibilidad "que acaba quebrando la dimensión personal de las personas trabajadoras al imposibilitar una verdadera conciliación entre trabajo, familia, descanso, participación social y ocio".

"Seguimos constatando cómo el trabajo está lejos de ser un derecho que garantice la dignidad de la persona, mientras sigue aumentado el número de trabajadores y trabajadoras pobres", se lee en el texto del manifiesto.

TESTIMONIO

Desde la 'Iglesia por el trabajo decente' han expuesto el testimonio de Alberto, un joven trabajador, que, según ha relatado tiene una jornada de 16 horas semanales y cobra 560 euros. "La respuesta de mi jefe las veces que le he comentado el tema del salario, de la categoría siempre han sido: "Ahora no es el momento", "la cosa está muy mal", "ya ves cómo está la situación, no hace falta que te cuente", "ahora no hay dinero", ha relatado.

Ha añadido que, por otra parte, hay personas "que insinúan que quizás es que no te esfuerzas lo suficiente, que no has trabajado todo lo que deberías, que tu trabajo no lo es todo para ti y eso lo nota el jefe, que tu currículum no es lo suficientemente amplio, vamos, que la culpa es tuya".

La 'Iglesia por el trabajo decente' ha rememorado las palabras del papa Francisco de que la dignidad no la da el poder, el dinero, la cultura, sino el trabajo, a pesar de lo cual hay "tantos sistemas sociales, políticos y económicos han hecho una elección que significa explotar a la persona", en palabras del Santo Padre.

PROPUESTAS

Estas iniciativa eclesial ha formulado varias propuestas para cambiar la situación, como el compromiso de todos los poderes públicos en la construcción de un sistema económico, social y laboral "justo, fraterno y sostenible" que sitúe a la persona en el centro.

Igualmente, ha abogado por un trabajo que garantice la dignidad y la justicia, así como el desarrollo integral de la persona, especialmente de aquellas más descartadas y excluidas, y por implementar un modelo "que sea fuente de reconocimiento social y personal, a través de la dignificación de los cuidados, con nuevos planteamientos de políticas sociales, de género y educativas en igualdad entre mujeres y hombres, sin olvidar el derecho a una conciliación real de la vida familiar y laboral".

Asimismo, ha reivindicado que el trabajo "sea realmente para la vida, que se realice en un entorno de seguridad y salud, con condiciones que garanticen la integridad física y psíquica de la persona".

Además, en el manifiesto elaborado con motivo de la Jornada Mundial por el Trabajo Decente, estas entidades han renovado su compromiso de acompañamiento de "esta dura realidad social y sus efectos deshumanizadores" y su disposición a "estar alerta para denunciar, desde la ternura, la compasión y el estilo de vida de Jesús de Nazaret, la denigración que está sufriendo la persona y el trabajo".

También han expuesto algunos datos de la Encuesta de Población Activa de Aragón, según la cual la tasa de desempleo ha disminuido hasta el 10 por ciento en el segundo trimestre del 2019, alcanzando los 65.000 parados, si bien julio ha registrado el peor dato de desempleo de los últimos cinco años, siendo las mujeres las que han sufrido mayor desempleo, representando el 60,51 por ciento del total de los parados.

Igualmente, han apuntado que en julio ha aumentado el desempleo el 1,59 por ciento respecto al mes anterior, cuando tradicionalmente en este mes disminuye, y los hogares con todos los miembros en desempleo se han aminorado, si bien suman casi 18.000 hogares, lo que representa el 11,82 menos que hace un año.

SÍNODO ESPECIAL PARA LA AMAZONÍA

Desde la 'Iglesia por el trabajo decente' han hecho referencia al Sínodo especial para la Amazonía, que acaba de comenzar en Roma y cuya temática atañe directamente a su misión y visión porque "la defensa de la Creación nos involucra directamente en la defensa de unas condiciones laborales dignas para quienes se ven sometidos, bajo escandalosas condiciones de explotación, a prácticas productivas insostenibles con la dignidad humana y el equilibrio medioambiental".

Todas las diócesis del país han convocado actos reivindicativos y de oración con motivo de la jornada, que pueden consultarse en la web de la iniciativa.

Contador