Innova.- Los Centros Rurales de Innovación Educativa de Aragón celebran su 25 aniversario

Actualizado 24/11/2008 21:38:34 CET

TERUEL, 24 Nov. (EUROPA PRESS) -

Los Centros Rurales de Innovación Educativa (CRIE) de Aragón han celebrado hoy 25 aniversario de creación. Actualmente, hay cuatro, los de Alcorisa, Albarracín y Calamocha, en la provincia de Teruel, y el de Venta del Olivar, en Zaragoza.

En total, el curso pasado participaron en las actividades de los CRIE aragoneses 3.387 alumnos de toda la comunidad, procedentes de 80 centros, informó la consejería de Educación, Cultura y Deporte del Gobierno de Aragón en un comunicado.

Las mismas fuentes agregaron que los Centros Rurales de Innovación Educativa no escolarizan directamente a los niños de Primaria, sino que periódicamente acogen al alumnado de las diferentes escuelas de un Centro Rural Agrupado.

Su objetivo es organizar actividades, no habituales en sus centros de origen, que permitan la socialización y complementen el aprendizaje de estos niños.

Asimismo, apoyan y desarrollan la implantación de las nuevas tecnologías y el aprendizaje de lenguas extranjeras en el ámbito rural, así como suministrar al profesorado recursos educativos que pueden usar en las pequeñas escuelas del mundo rural.

Los destinatarios de los mismos son los alumnos de quinto y sexto de Primaria, acompañados al menos de uno de los profesores de su centro. La participación en estos programas es voluntaria y gratuita.

PROYECTO PIONERO

La consejera de Educación, Cultura y Deporte de Aragón, María Victoria Broto, asistió hoy a la celebración del 25 aniversario de la creación de los CRIE, que surgieron en el año 1983 como un proyecto pionero, subrayaron desde el Departamento.

El acto tuvo lugar en la sede de la Fundación Santa María de Albarracín y a él asistieron autoridades educativas y los responsables de los CRIE y diferentes Centros Rurales Agrupados (CRA).

La consejera visitó también la sede del CRIE de Albarracín, donde los niños le hicieron una entrevista que publicarán en la revista que se edita trimestralmente.

Los primeros CRIE fueron los de Alcorisa y Albarracín, que se pusieron en marcha en el curso 1983-1984. Le siguieron los de Calamocha (1993-1994) y Venta del Olivar en Zaragoza (1995-1996). El CRIE de Cantavieja funcionó entre 1984 y 1994 y actualmente es escuela-hogar, aula de innovación y Sección de Secundaria.