Actualizado 28/05/2010 20:35 CET

Nace el Territorio Iberkeltia 2.0 para revalorizar los recursos de las comarcas de la Celtiberia aragonesa

ZARAGOZA, 28 May. (EUROPA PRESS) -

El director general de Desarrollo Rural del Gobierno de Aragón, Miguel Valls, presentó hoy, viernes 28 de mayo, el proyecto Territorio Iberkeltia 2.0, con el que se busca poner en valor los recursos que ofrece la Celtiberia aragonesa que se extiende por las comarcas del Jiloca, Campo de Daroca, Calatayud, Aranda, Tarazona y Campo de Borja.

Desde el Departamento de Agricultura y Alimentación, "estamos convencidos de que estas actuaciones tienen impacto en la mejora del potencial económico de las zonas rurales", señaló el director general de Desarrollo Rural, quien hizo hincapié en la importancia de diversificar la actividad económica en esas zonas a través de servicios y de valorizar los recursos locales existentes.

En este contexto, el objetivo de este proyecto de cooperación interterritorial es la dinamización y el desarrollo sostenible del territorio sobre el que se desarrolla, mediante la promoción del turismo rural y la puesta en valor de sus recursos patrimoniales para mejorar las condiciones de vida de sus habitantes, económicas y sociales.

Para ello, se ha apostado por el uso de las nuevas tecnologías, la accesibilidad universal del patrimonio y la divulgación educativa. Cuenta con una financiación hasta 2012 de 750.000 euros del Ministerio de Medio Ambiente, Medio Rural y Marino.

En Aragón, la cultura celtíbera tiene importantes yacimientos arqueológicos como son Bílbilis, Segeda, Arcobriga, La Caridad o Sierra Menera, en los que se han llevado a cabo diferentes actuaciones.

Así, Territorio Iberkeltia 2.0 es la consolidación del trabajo realizado entre 2004 y 2009 con un primer proyecto desarrollado bajo el título de 'Paisajes de la Celtiberia', con el que se trabajó en los yacimientos celtíberos, el paisaje y la naturaleza y el patrimonio cultural de las seis comarcas aragonesas.

Financiado con fondos Leader, 'Paisajes de la Celtiberia' permitió en Aragón la realización cuatro acciones formativas para adultos y 10 para menores, la creación de dos museos, más de 23.500 visitantes a museos y de 96.800 a yacimientos y la creación de 24 puestos de trabajo.