Actualizado 21/07/2008 21:09 CET

El patrimonio hidráulico de la Comarca del Bajo Aragón es restaurado gracias a un taller de empleo del INAEM

TERUEL, 21 Jul. (EUROPA PRESS) -

Dieciséis alumnos del taller de empleo del INAEM de albañilería se han encargado de la restauración de gran parte del patrimonio hidráulico de la Comarca del Bajo Aragón. A partir de ahora, la mayoría de los puntos donde se han actuado permitirán conservar en buenas condiciones las fuentes y lavaderos históricos de la zona bajo aragonesa.

De este modo, el director del taller, Diego Romero, explicó "que a través de esta iniciativa los chicos aprenden lo que es el oficio de la albañilería". El taller comenzó el pasado mes de noviembre y según el director, "desde entonces no hemos parado de trabajar". Para realizar los trabajos se dividió a los alumnos en dos grupos, de ocho operarios cada uno.

Romero destacó que "gracias al trabajo de estos chicos y chicas estamos acondicionando las diversas obras hidráulicas de la zona del Bajo Aragón, las estamos adecentando para poder crear en futuro, esperemos que no muy lejano, una ruta turística de obras hidráulicas".

Asimismo, el director resaltó que la mayoría de los integrantes de el taller "no tenían ningún tipo de conocimiento del oficio de la albañilería, sino que eran personas que se encontraban en una situación de desempleo".

Además, los alumnos de este taller de empleo reciben formación complementaria, con cursos de informática, igualdad de género, prevención de riesgos laborales o introducción al merado laboral.

Según el director, con esto se pretende que "puedan, cuando acabe el taller de empleo, incorporarse al mundo laboral lo antes posible, o bien, que estén ya bien formados para que ellos por si mismos puedan encontrar trabajo o incluso crear su propia empresa".

Estos programas de creación de empleo llevan desarrollándose desde los años noventa en la Comunidad aragonesa aunque, en materia de acontecimiento de obras hidráulicas, éste es el primer taller que se desarrolla en esta zona de la provincia de Teruel.

Para la puesta en marcha de esta actividad la institución comarcal ha contado con la aportación de un presupuesto de más de 300.000 euros por parte del Instituto Nacional de Empleo y con la colaboración de los ayuntamientos miembros, que han aportado los materiales para las obras.