Protección Civil recuerda la necesidad de prevenir los accidentes en la montaña

Publicado 26/06/2019 16:12:32CET
Pueblo y montañas
Pueblo y montañasAYTO DE AÍNSA-SOBRARBE - Archivo

ZARAGOZA, 26 Jun. (EUROPA PRESS) -

Protección Civil ha destacado este miércoles la necesidad de prevenir cualquier percance en la montaña, reiterando las recomendaciones para evitarlos, con motivo del inicio del verano.

Para prevenir accidentes en la montaña es conveniente escoger bien las excursiones y elegir una actividad adecuada a las capacidades físicas y técnicas, saliendo a la montaña con compañeros experimentados.

También, adaptar las actividades colectivas a las posibilidades de la persona con menor capacidad física y técnica porque "en caso contrario, la estaremos exponiendo a un riesgo añadido a los que comporte la actividad prevista".

Hay que asegurarse de contar con el equipo necesario y saberlo utilizar, así como recurrir a mapas, libros y guías profesionales; proveerse de algún medio técnico de geolocalización; avisar a la familia, amigos, Guardia Civil, o en el Ayuntamiento del último pueblo por el que se vaya a pasar, del lugar y la hora de regreso.

Asimismo, es preciso consultar las previsiones meteorológicas y prestar especial atención a las tormentas en los barrancos, así como aprender a desistir.

Es necesario llevar siempre equipo suficiente y adecuado: el saco de dormir y la ropa de abrigo son imprescindibles. Es conveniente incluir silbato, linterna y teléfono móvil.

Los excursionistas deben informarse de la localización de refugios o cabañas donde resguardarse en caso de tormentas en la zona que vaya a recorrer y no llegar nunca a la extenuación, así como llevar siempre comida ligera y alimentarse a menudo realizando descansos cortos en lugares abrigados.

En zonas fáciles también puede haber peligro. Cuando se alcance la cima, hay que recordar que la excursión acaba en el valle y guardar fuerzas para la bajada. "Si no sube hoy, subirá mañana; si se accidenta, es posible que no suba nunca".

ACCIDENTES

En caso de accidente, no se debe perder la calma y hay que organizarse con frialdad, estableciendo un orden de prioridades y recogiendo cuanta información sea posible. Se debe llamar al teléfono de emergencias 1-1-2 si es necesario.

Además, se debe prevenir todo lo que pueda agravar el accidente balizando, rescatando, protegiendo al accidentado y protegiéndose a sí mismo, han concluido.

Contador