Publicado 31/12/2021 13:36CET

Seis paisajes invernales que no te puedes perder esta Navidad

Archivo - Foto de archivo de la estación ferroviaria de Canfranc cubierta de nieve.
Archivo - Foto de archivo de la estación ferroviaria de Canfranc cubierta de nieve. - EUROPA PRESS - Archivo

HUESCA/MADRID, 31 Dic. (EUROPA PRESS) -

Las vacaciones navideñas son una de las épocas perfectas para disfrutar del invierno que por estas fechas suele realizar su aparición estelar. La bajada de las temperaturas provoca que las precipitaciones transformen el paisaje, en muchas ocasiones, bajo un manto blanco, regalándonos verdaderas estampas de película.

Esto es algo que nos da la oportunidad de explorar estos espacios naturales y conocer esta imagen que solo se puede disfrutar unos pocos meses al año.

España es un país que posee una gran cantidad y diversidad de paisajes y, además, es el más montañoso de Europa, por lo que no es necesario viajar fuera de nuestras fronteras para descubrir espectaculares paisajes invernales.

De hecho, el paisajista y experto Fernando Pozuelo ha elaborado una selección de aquellos parajes nacionales que adquieren una espectacular belleza al llegar el invierno y que cuentan con una gran riqueza natural, con una diversidad de especies autóctonas y características de estas zonas.

Dentro de la provincia de Huesca y coronado por los Pirineos, Canfranc es un lugar que nos puede ofrecer una gran posibilidad de ocio, más allá de la práctica del esquí. Entre ellas se encuentra un grandioso paisaje natural que nos permite realizar diversas rutas de montaña o descubrir su casco histórico, declarado Conjunto Histórico Artístico, junto con su Estación Internacional de Ferrocarril nevada.

La Sierra de Gredos, situada en el suroeste de la provincia de Ávila, es el núcleo más frecuentado de la comunidad autónoma de Castilla y León.

Algunos de los lugares más destacados que podemos encontrar son el Circo de Gredos o la Laguna Grande, que en invierno se transforman por completo, ofreciendo una estampa única. Además, rodeados de robles, pinos silvestres o castaños, que son los elementos naturales más característicos, podemos encontrar numerosos pueblos de verdadera piedra.

SIERRA NEVADA SE CUBRE DE BLANCO

Ubicada en el sur de España y dentro del Sistema Bético, Sierra Nevada es el macizo montañoso de más altura de Europa Occidental, tras los Alpes. Cuenta con el pico más alto de la Península Ibérica, el Mulhacén, con 3.479 metros.

Todo este paisaje se cubre con un manto blanco durante los meses del invierno, potenciando la espectacularidad de las más de 20 cimas altas con las que cuenta para los más aventureros. Además, la estación de esquí nos permitirá disfrutar de este deporte, además de diferentes actividades en familia.

Y también hay paisajes increíbles atravesando los famosos Montes Pirineos. Su cercanía con nuestro país vecino, Francia, convierte a esta comarca situada en la vertiente septentrional de los Pirineos centrales, en un verdadero paisaje de cuento.

Además de albergar algunas de las pistas de esquí más conocidas de todo el país, en ella podemos encontrar algunos de los pueblos con más encanto invernal de España. La madera y la piedra, sumadas a un estilo de construcción muy característico, acompañan a la nieve en los meses más fríos para ofrecer una perfecta opción de escapada navideña. Todo ello con una abundante flora y fauna donde destacan los abetos y pinos negros.

Cerca de la capital de España se encuentra el Parque Nacional de la Sierra de Guadarrama, un sistema montañoso que debe su nombre al río que nace en ella, el Guadarrama. Con más de 80 kilómetros de longitud, es la encargada de dividir la meseta, incluyendo las provincias de Ávila, Madrid y Segovia.

Con un total de cinco puertos de montaña, este paisaje natural nos permite disfrutar del invierno y de las nieves que coronan sus cumbres durante estos meses, siendo La Maliciosa una de las montañas más importantes. Los numerosos pueblos que se encuentran en ella esconden verdaderos tesoros que podemos descubrir, como el Castillo de los Mendoza o la Aldea Visigoda de la Cabilda.

Si pensamos en un paisaje invernal, seguramente Canarias no sea lo primero que se nos venga a la cabeza, pero es muy común que cuando las temperaturas descienden y el invierno entra de lleno en las islas, la nieve alcance al que es el pico más alto de España, el Teide.

Y es que sus 3.715 metros de altitud ayudan a ello. Si lo que buscamos es variedad de opciones, este paisaje volcánico nos permitirá disfrutar de la nieve, si es que la hay, y al mismo tiempo poder aprovechar el clima más suave para llevar a cabo otras actividades, no tan ligadas con estos meses de invierno.

Contador

Para leer más