Publicado 27/07/2021 11:13CET

Sucesos.- El SEPRONA denuncia a una explotación equina que ofertaba actividades online sin autorización

Explotación equina en Isuerre donde el SEPRONA ha detectado irregularidades
Explotación equina en Isuerre donde el SEPRONA ha detectado irregularidades - GUARDIA CIVIL

ZARAGOZA, 27 Jul. (EUROPA PRESS) -

El Servicio de Protección de la Naturaleza (SEPRONA) de la Guardia Civil ha presentado varias denuncias contra una explotación equina de la localidad zaragozana de Isuerre que ofertaba por Internet actividades juveniles de tiempo libre sin autorización.

El centro, que albergaba 19 caballos y 7 cabras, carecía de la autorización de núcleo zoológico y explotación doméstica caprina. Además, a pesar de carecer de la documentación necesaria para llevar a cabo actividades juveniles se realizó un campamento de verano a
finales de junio con la asistencia de 15 menores.

La investigación comenzó a raíz de una denuncia que recibe el pasado mes de junio la Guardia Civil de Sos del Rey Católico (Zaragoza) en la que se informaba de la existencia de una explotación equina en la localidad de Isuerre que ofertaba a través de Internet actividades juveniles de tiempo libre, clases de salto, doma, rutas a caballo y campamentos juveniles, que podría no tener autorización para llevar a cabo las mencionadas actividades.

Agentes del SEPRONA de la Guardia Civil de Ejea de los Caballeros se hicieron cargo de la investigación y tras verificar la oferta de las actividades en un anuncio de Internet, se personaron en las instalaciones para llevar a cabo una inspección.

El centro albergaba un total de 19 caballos y 7 cabras en aparente buen estado, pero 4 de los equinos no tenían microchip ni la documentación obligatoria, y las cabras no disponían de identificación individual ni control sanitario alguno, careciendo, además, de autorización de núcleo zoológico y de explotación doméstica caprina, según ha informado la Benemérita.

CAMPAMENTO

Tras solicitar a la responsable de la explotación las autorizaciones necesarias para desarrollar las actividades anunciadas en Internet se comprobó que el centro no había solicitado la inscripción de actividades de turismo activo de Aragón, ni había presentado declaración responsable ante el Instituto Aragonés de la Juventud para llevarlas a cabo, indicando dicha persona que desconocía tener que hacerlo.

En cuanto a los campamentos de verano ofertados, a finales de junio, el centro había alojado a 15 menores, durante una semana, que pernoctaron en tiendas de campaña tanto en las instalaciones donde se hallaban los caballos como en un hostal de la localidad.

Ante las irregularidades detectadas en la explotación equina los agentes de SEPRONA interpusieron diversas denuncias a la responsable del centro en materia de sanidad animal, turismo activo y actividades juveniles de tiempo libre.

De todas las denuncias se ha dado cuenta al Servicio Provincial de Agricultura, Ganadería y Medioambiente, Servicio Provincial de Industria, Competitividad y Desarrollo Empresarial --Servicio de Ordenación y Regulación de actividades turísticas-- y al Servicio Provincial de Ciudadanía y Derechos Sociales --Instituto Aragonés de Juventud-Acampadas y Colonias Juveniles--.