Publicado 02/12/2020 15:17CET

La XXIV Campaña Antártica Española analizará el impacto de la contaminación y el cambio climático en Isla Decepción

La presentación de la Campaña Antártica se ha realizado en el cuartel 'San Fernando'.
La presentación de la Campaña Antártica se ha realizado en el cuartel 'San Fernando'. - EUROPA PRESS.

ZARAGOZA, 2 Dic. (EUROPA PRESS) -

La XXIV Campaña Antártica Española analizará el impacto de la contaminación y la evolución del cambio climático en la Isla Decepción, donde el Ejército de Tierra tiene la Base 'Gabriel de Castilla', permaneciendo desde finales de enero hasta primeros de abril.

Así lo ha indicado a Europa Press el catedrático de Química Analítica de la Universidad de Zaragoza (UZ) Jesús Anzano, quien viajó a Decepción el año pasado y que este año apoya desde Zaragoza las investigaciones en esta materia que dirigirá sobre el terreno el catedrático de la Universidad Complutense de Madrid Jorge Cáceres.

"Estamos trabajando desde hace cinco años en la detección de material particulado, los metales que puede haber en el aire", ha explicado Anzano, quien ha apuntado que hasta ahora se ha detectado la presencia de plomo y níquel, que no provienen del suelo antártico, sino que su origen es, probablemente, antropogénico, de la contaminación de los países más próximos, Chile y Argentina. En esta campaña se utilizará una nueva técnica con láser para determinarlo con exactitud.

Ha señalado que estas partículas coadyuvan a la formación de nubes, lo que favorece la llegada de las lluvias, con el consiguiente deshielo "y, por ende, sería un factor importante del cambio climático".

Otra investigación será tomar muestras de heces de pingüinos para averiguar si contienen microplásticos y también se medirán las partículas presentes en el aire para indagar si hay compuestos orgánicos volátiles, así como si hay insecticidas en el agua marina, lo que de momento ha arrojado un resultado negativo.

La Antártida "es un paraíso para la investigación, es una parte virgen de nuestro planeta y la tenemos que preservar", ha manifestado, animando a invertir en la diagnosis del cambio climático.

Anzano ha comentado que en la siguiente campaña antártica la UZ se coordinará con la Universidad del País Vasco y la Universidad de Málaga para estudiar los aerosoles con carga biológica para determinar si hay bacterias.

Los resultados se comunicarán a la comunidad científica internacional mediante la publicación de artículos científicos en revistas especializadas, como 'Atmosphere', también con la difusión de vídeos y la realización de conferencias.

El equipo instrumental será trasladado a la Isla Decepción desde el puerto de Cartagena, donde se encuentra el barco científico Hespérides y otra parte se enviará desde Vigo. Los participantes se realizarán la prueba PCR para detectar la COVID-19 en Madrid y desde allí volarán a Punta Arenas (Chile), donde guardarán 14 días de cuarentena, para después embarcar hacia Decepción.

MILITARES EXPERTOS

El jefe de la misión, el comandante José Ignacio Candesa, ha explicado que los 13 componentes del Ejército de Tierra que viajarán a la Antártida darán apoyo a la comunidad científica para que "ellos se dediquen solo a investigar".

Los militares desplazados a la Base 'Gabriel de Castilla' son expertos en logística, telecomunicaciones, seguridad terrestre y marítima, así como en sanidad, intendencia, veterinaria, instalaciones, transporte y cocina "para que los científicos no se distraigan de sus labores".

"La preparación se inicia con la selección del personal", ha indicado Candesa, quien ha resaltado que los 13 componentes "son excelentes profesionales y expertos en su área", destacando también su sociabilidad porque estarán "un poco aislados". Han sido elegidos de entre 200 candidatos voluntarios.

"La idea es que la COVID-19 no entre en la Antártida", para lo que se creará "una burbuja inicial donde se esté seguro" de que nadie la tiene, de ahí la realización de pruebas sucesivas de detección en España y Chile. El personal médico también dispondrá de material para hacer más pruebas sobre el terreno.

El comandante Candesa ha indicado que "todas las misiones son especiales y todas tienen sus incidencias, este año la COVID-19, por lo que hemos incidido en la preparación". Los componentes militares han participado antes en las misiones Balmis y Baluarte.

PLAN ESTATAL DE INVESTIGACIÓN

La Campaña Antártica Española constituye un modelo de cooperación entre diferentes instituciones públicas y privadas al servicio de la I+D+i en el marco del Plan Estatal de Investigación Científica, Técnica y de Innovación.

El Ministerio de Ciencia e Innovación financia los proyectos que se realizan tanto en las bases antárticas como a bordo del buque Hespérides, a través del Subprograma de Investigación Polar de la Agencia Estatal de Investigación, y la logística de la campaña. Además, el Comité Polar Español coordina las actividades que los diferentes organismos desarrollan durante las campañas.

Las entidades participantes en estas actividades son la Unidad de Tecnología Marina del CSIC, que gestiona la Base Juan Carlos I en la Isla Livingston y coordina la logística general de la campaña antártica; el Ejército de Tierra, que gestiona la 'Gabriel de Castilla' en Decepción, y la Armada, que opera el Hespérides.

Tanto el Hespérides como las bases antárticas forman parte del mapa español de Infraestructuras Científicas y Técnicas Singulares, instalaciones, recursos o servicios excepcionales en su género, cuya importancia y carácter estratégico justifica su disponibilidad para todo el colectivo de I+D+i.

Lo más leído

  1. 1

    Dieciocho años sin noticias de la Pioneer 10, en rumbo a Aldebarán

  2. 2

    Una marcha negacionista de la Covid-19 en Madrid pide recuperar derechos y libertades: "Fuera dictadura"

  3. 3

    Madrid prohíbe reuniones en casas y adelanta el toque de queda a las 22h con hostelería cerrada una hora antes

  4. 4

    Dimite el JEMAD tras su polémica vacunación, aunque defiende que siguió el protocolo y no recurrió a "privilegios"

  5. 5

    La familia Rivera despide, por última vez, a José Rivera 'Riverita'