Publicado 21/07/2021 12:06CET

ZEC critica que solo se realiza un 2% de las citas domiciliarias y exige abrir todos los centros sociales

Archivo - La concejal de ZeC y presidenta del distrito de Torrero, Luisa Broto,
Archivo - La concejal de ZeC y presidenta del distrito de Torrero, Luisa Broto, - EUROPA PRESS - Archivo

ZARAGOZA, 21 Jul. (EUROPA PRESS) -

La concejal del grupo municipal de Zaragoza en Común (ZeC) en el Ayuntamiento de Zaragoza, Luisa Broto, ha criticado que solo se realiza un 2 por ciento de las citas domiciliarias programadas para comprobar casos de posible maltrato a menores, de teleasistencia o ayuda a domicilio a personas mayores.

Estos datos suponen que el 98 por ciento de las citas no se hacen 'in situ' para comprar si los menores reúnen las condiciones mínimas para hacer sus tareas de juego y estudios, ha expuesto Broto para subrayar que "sin una visita es difícil hacer una valoración correcta".

Ha añadido que "lo mismo" ocurre con las personas mayores para incidir en que un profesional "tiene que constatar si en el hogar se dan las condiciones mínimas para que puedan llevar a cabo las tareas básicas como el aseo. "Sin acudir la valoración solo es parcial", por eso "deberían hacerse el cien por cien de las visitas presenciales", ha exigido.

CENTROS MUNICIPALES

La concejal de ZeC también se ha referido a la atención en los Centros Municipales de Servicios Sociales para indicar que "solo el 29 por ciento de las visitas programadas" en estos equipamientos son de forma presencial y, en algunos centros, se reduce al 15 por ciento un año después de la desescalada por la pandemia de coronavirus.

Estos datos revelan que los servicios sociales municipales están "bajo mínimos" ha lamentado Broto al criticar que durante el confinamiento se cerraron 13 de los 18 Centros Municipales de Servicios Sociales que "deberían estar abiertos en atención a los ciudadanos" y además "al 80 por ciento de los profesionales se les mandó a sus casas sin medios técnicos para el seguimiento de los usurarios".

NORMATIVA

Tras asegurar que estos datos son de la propia Consejería municipal de Servicios Sociales, Broto ha opinado que "se ha actuado en contra" de la normativa estatal que planteaba una desescalada en la Fase 1 --en junio de 2020-- mediante cita previa para personas con riegos.

Ha criticado que esta situación entre "en directa contradicción" con lo planteado por el Ministerio de Derechos Sociales, que en su documento "Recomendaciones para la actuación de los Servicios Sociales de Atención Primaria en las diferentes fases de la desescalada", apuntaba para la Fase 1 --que en Aragón comienza en mayo de 2020-- la "apertura de los centros en horario establecido con cita previa, reservando una franja horaria o días para personas de riesgo".

Del mismo modo, el documento hablaba de "la apertura de los centros y de la actividad, y progresiva vuelta a la normalidad", en la Fase 3 de la desescalada, que se inicia el 8 de junio del año pasado.

Broto también ha recordado que estos servicios fueron declarados por la Orden 295/2020 del Ministerio de Sanidad como "esenciales" durante la crisis, así como su disponibilidad para la prestación de tareas presenciales.

UN AÑO DESPUÉS

Por ello, ha abundado en que esta situación no es "comprensible" habiendo transcurrido un año desde que el consejero municipal de Servicios Sociales, Ángel Lorén, anunciara la apertura de los centros con atención presencial. Una falta de atención motivada porque "en todo este tiempo no se ha planteado ningún tipo de plan para garantizar la vuelta a la normal atención de manera presencial de los Centros Municipales de Servicios Sociales de manera uniforme y coordinada", ha apuntado Broto.

Además, esta falta de atención presencial "se ve agravada por la implantación de la línea 900 que supone una barrera y un filtro que dificulta el acceso directo de la ciudadanía a los servicios sociales de manera telefónica", ha recalcado.

Broto ha trasladado la exigencia al consejero municipal del área, Ángel Lorén que, a la mayor brevedad posible, "restablezca la normalidad de la atención presencial de manera inmediata y que elimine la actual línea 900", ha concluido Broto.

Contador