Actualizado 17/03/2014 18:15:41 +00:00 CET

Avelino Viejo dice que el informe sobre Gispasa refleja incumplimientos o deficiencias, pero no irregularidades

Avelino Viejo
Foto: EUROPA PRESS

OVIEDO, 17 Mar. (EUROPA PRESS) -

   El Sindico Mayor de la Sindicatura de Cuentas del Principado de Asturias ha dicho este lunes que el informe que ha elaborado el órgano fiscalizador sobre Gestión de Infraestructuras Sanitarias del Principado de Asturias (Gispasa) puede reflejar incumplimientos o deficiencias, pero no irregularidades. "No se han apreciado indicios de responsabilidad contable", ha apuntado.

   En una comparecencia en la Junta General del Principado de Asturias (JGPA), Viejo ha dicho que en el extenso informe elaborado no aparece el término 'irregularidad' de forma deliberada. El motivo es el significado técnico de esa palabara en materia de auditoría "donde se distingue irregularidad de error".

   "Lo que sí hay son deficiencias e incumplimientos que hay que darles importancia que tiene", ha manifestado. A preguntas de los diputados de los diferentes grupos se ha remitido una y otra vez al informe, sin querer dar opinión alguna ni hacer ningún juicio sobre lo ocurrido. "Lo que tiene que hacer el Síndico Mayor es defender el informe, no se trata de dulcificar o no", ha insistido.

   En el informe de la Sindicatura se reflejan cuestiones como que la constitución de Gispasa tuvo como principal objetivo evitar  la inclusión en el balance autonómico del endeudamiento originado por la construcción del nuevo Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA) .

   También señala que el Principado no abona las cuotas devengadas de arrendamiento operativo por orden cronológico, lo que ha originado el derecho de Gispasa al cobro de intereses de demora por valor estimado de 2,5 millones de euros.

   En relación con los contratos sujetos a regulación armonizada licitados por Gispasa, durante el periodo comprendido entre el 30 de abril de 2008 hasta el año 2011, la Sindicatura considera que actuó con un grado de sometimiento a la legislación de contratos "más atenuado al que legalmente le correspondía", algo que afectó a los dos contratos de equipamiento licitados en junio de 2009, según la Sindicatura.