Barbón promoverá planes de transición con calendarios "claros" frente a una transformación "imprescindible"

Publicado 11/07/2019 12:25:27CET
Adrián Barbón
Adrián BarbónEUROPA PRESS

El futuro Ejecutivo "no regateará esfuerzos" para facilitar y fortalecer la actividad empresarial

OVIEDO, 11 Jul. (EUROPA PRESS) -

El candidato a la Presidencia del Principado, Adrián Barbón, se ha comprometido este jueves a promover planes de transición con calendarios "claros" para que la industria asturiana pueda adaptarse a una transición ecológica "imprescindible" que no deje atrás ni a trabajadores, ni a empresas ni territorios.

El Gobierno que Barbón designe una vez sea nombrado presidente del Principado adoptará como "primera medida" la búsqueda de un "amplio acuerdo" político y social para defender un arancel medioambiental en la Unión Europea que evite la "desventaja" de las empresas radicadas en Europa, compañías que están sometidas a unas exigencias que "eluden" sus principales competidoras, como los costes por emisiones de CO2.

A este respecto Barbón ha señalado durante su intervención en el pleno de elección del Presidente que "de poco sirve" reducir las emisiones de gases de efecto invernadero en la UE si aumentan en otros países como Rusia, China o EEUU. Frente a una transición ecológica "imprescindible" el candidato a la Presidencia ha constatado que lo que debe centrar la acción del gobierno en este asunto son las condiciones en las que se afronte este cambio, ya que "los próximos años la presión ciudadana a favor de la reducción de emisiones se multiplicará, no se diluirá".

Asturias y su industria, ha abundado, "no quedarán exentas de esa transformación", por lo que rechazar "de plano" la descarbonización es "inútil" en una autonomía en la que la industria supone el 20% del Producto Interior Bruto. Sin una industria adaptada a los tiempos actuales y a la sensibilidad social que defiende la lucha contra el cambio climático, el Principado sería "un oxímoron, un lugar desconocido" que los socialistas "no quieren recorrer".

Es por ello que la industria y sus retos de futuro --concretados en la transición ecológica y los costes de la energía-- será "una prioridad" para el futuro presidente de Asturias. En esta línea, ha precisado que el Ejecutivo apoyará a las empresas para que "puedan diversificar su actividad".

Igualmente se ha comprometido a impulsar convenios para reactivar los sectores o territorios especialmente vulnerables, como las cuencas mineras.

ESTATUTO ELECTROINTENSIVO

El candidato socialista no ha querido pasar por alto la posición del Principado en cuanto a la aprobación del Estatuto para las industrias electrointensivas, reclamando en su discurso la "aprobación urgente" del mismo al Ejecutivo Central.

Ha pedido igualmente que "se aproveche al máximo el margen que ofrece la normativa europea para que el 25% de los ingresos generados por la subasta de derechos de emisión se dedique a compensar los costes indirectos por generación de dióxido de carbono".

"Es una de las medidas más efectivas, por concreta, para favorecer la competitividad empresarial", ha añadido, para, a renglón seguido, reafirmar el compromiso con la plantilla de Alcoa y la viabilidad de la planta avilesina.

DINAMIZACIÓN ECONÓMICA

El crecimiento económico será para el futuro presidente de Asturias uno de sus principales objetivos, ya que es "la condición necesaria para la creación de empleo". Es por ello que Adrián Barbón ha asegurado que su futuro Ejecutivo "no regateará esfuerzos" para facilitar y fortalecer la actividad empresarial.

Mediante la supresión de trabas administrativas, las ayudas a la financiación, el apoyo a los autónomos y a los emprendedores, o el respaldo a la internacionalización, Barbón pretende continuar con el lustro de crecimiento continuado desde 2015, respaldando igualmente la economía social.

En materia económica, el candidato a la Presidencia del Principado apostará por poner en marcha medidas como el impulso a la investigación y la innovación; el incremento de la inversión en I+D+i con el objetivo de alcanzar el 2% del PIB; la aprobación de una Ley de Ciencia, Tecnología e Innovación; y la extensión de la red de parques tecnológicos. Todo ello, ha precisado, para afrontar el nuevo "desafío tecnológico".

Contador