Desmantelado un piso en el que se ejercía la prostitución en Oviedo

Publicado 22/07/2019 14:19:45CET
Cartel intervenido tras clausurar un piso en el que se ejercía la prostitución en Oviedo.
Cartel intervenido tras clausurar un piso en el que se ejercía la prostitución en Oviedo.POLICÍA NACIONAL

OVIEDO, 22 Jul. (EUROPA PRESS) -

La Policía Nacional ha desmantelado un piso en el que se ejercía la prostitución en Oviedo y ha detenido a un hombre y una mujer como responsables de la vivienda, en la que maltrataban a las mujeres si se negaban a atender a algún cliente.

La actuación policial se produjo el 4 de febrero de este año, pero no ha trascendido hasta este lunes por estar la investigación bajo secreto de sumario. En una nota de prensa, la Policía ha explicado que los dos detenidos ya fueron puestos en libertad con cargos.

Ambos ofrecían plazas en el piso de contactos a través de una página web. Entre las condiciones exigidas a las víctimas figuraban el pago de una fianza para garantizar la permanencia de 21 días en el piso, la obligatoriedad de realizar prácticas sexuales de riesgo y la disponibilidad de 24 horas al día.

A raíz de la denuncia de dos de las víctimas, los agentes del Grupo I de la Brigada Provincial de Extranjería y Fronteras de Oviedo detuvieron a los dos investigados por varios delitos contra los derechos de los trabajadores relativos a la prostitución y apropiación indebida ejercidos en el piso de contactos ovetense.

Las víctimas son dos mujeres jóvenes de origen marroquí que a través de una tercera y de anuncios en páginas web especializadas en contactos sexuales se pusieron en contacto con los responsables del piso, regentado por un hombre español y una mujer de origen chileno, R.L.R. y M.E.R.V.

Según el relato policial las víctimas llegaron a sufrir maltrato físico cuando se negaron a atender algún cliente por falta de sueño derivada de la disponibilidad total. Fue entonces cuando solicitaron a los detenidos que les devolvieran la fianza para poder irse del piso, pero las echaron por la fuerza a ambas en ropa interior, sin darles tiempo a cambiarse y sin la fianza. Durante el forcejeo, una de ellas se dejó una cartera en el interior con 1.500 euros que los gerentes negaron que existiera cuando se les reclamó.

Tras la entrada y registro concedida por el Juzgado de Instrucción de Guardia de Oviedo y realizada por el Grupo Investigador, se comprobaron no solo parte de los relatos de las víctimas, sino que se localizó a tres mujeres ejerciendo la prostitución, dos de ellas en situación de estancia irregular.

Asimismo, se pudo comprobar que desde el piso de Oviedo se controlaban otros dos piso en las ciudades de Vitoria y Burgos y se intervinieron más de 12.000 euros, numerosa documentación y terminales móviles.

Contador