4 de abril de 2020
 
Publicado 16/02/2020 12:46:38 +01:00CET

Expertos universitarios ven "crucial" reforzar la Inspección de Trabajo para reducir la brecha salarial de género

Una mujer trabajando en la hostelería.
Una mujer trabajando en la hostelería. - JCCM - Archivo

   OVIEDO, 16 Feb. (EUROPA PRESS) -

   Hace unas semanas el Grupo de Investigación en Derecho Social de la Universidad de Oviedo (GDS) era reconocido con el IV Premio a la Igualdad 'Alicia Salcedo', que concede el Ilustrísimo Colegio de Abogados de Oviedo, por "su alto grado de compromiso hacia la promoción de la igualdad plena entre mujeres y hombres a través de las labores de docencia e investigación universitarias".

   Parte de los integrantes del grupo, con su coordinadora María Antonia Castro Argüelles a la cabeza, han explicado en una entrevista concedida a Europa Press, parte de su trabajo y han puesto de manifiesto "lo mucho que aun falta por hacer" para acabar con la brecha salarial entre hombres y mujeres". Así han apostado por medidas "cruciales" como garantizar la aplicación de la normativa o reforzar la Inspección de Trabajo".

   Preguntados sobre los avances en la reducción de esa brecha salarial, han destacado que "si avanzar es reducir la brecha, se avanza, pero justamente porque los salarios presionan y evolucionan a la baja, se destruye empleo industrial y/o de calidad, por lo que se produce una "igualación por abajo".

   "Si la mirada abarca un periodo histórico largo, sin duda la

   línea es de avance. Ahora bien, aún hay mucho que hacer por delante, y en el camino no faltan momentos y episodios de contradicciones o hasta involución en algunas cuestiones. Si la mirada abarca un periodo corto, quizá pueda tenerse una más viva impresión de cierto retroceso o de estancamiento", indica el profesor Diego Álvarez.

   Otra de sus colegas, Ana Rosa Argüelles Blanco, ha añadido que "por supuesto que se han producido avances si comparamos la situación de la mujer trabajadora en democracia con la situación en que estaba durante el franquismo, pero, reconociendo los innegables avances, hay que prestar atención a los nuevos riesgos vinculados, por ejemplo, a la llamada "brecha digital", a la desigual situación en que parece que están las mujeres en relación con el acceso y

   conocimiento de las tecnologías de la información y la comunicación y, por tanto, para vincularse a las ocupaciones relacionadas con ellas y que pueden tener un mejor futuro".

   "La brecha salarial continuará por ahí, con la diferente valoración que unas y otras profesiones parece que merecen a la hora de establecer sus retribuciones", añade.

   Y es que no se puede obviar que el Principado de Asturias está la cabeza en brecha salarial entre mujeres y hombres: conforme a datos del INE disponibles, sería junto con Navarra la que más diferencias tiene, mientras que otros indicadores la sitúan como la primera comunidad.

POR DÓNDE SE DEBE AVANZAR

   Por ello los expertos Universitarios señalan que si bien la legislación existente es abundante y suficientemente protectora, la cuestión es que se cumpla --por la propia Administración cuando ella es empleadora--. A partir de ahí, añaden, lo que deberían hacer los poderes públicos es ahondar en las políticas no sólo en legislación, o no sólo.

   María Antonia Castro, Paz Menéndez y Diego Álvarez insisten en que la administración debe establecer medidas que favorezcan la conciliación y la corresponsabilidad. No sólo a través de la regulación de derechos laborales que favorezcan esa corresponsabilidad (como por ejemplo los permisos por nacimiento y adopción iguales e intransferibles). Estas medidas son necesarias, pero son precisas también otras actuaciones que favorezcan un entorno distinto que facilite la emancipación respecto de algunas responsabilidades familiares asumidas en mayor medida por las mujeres, y no sólo con medidas específicamente catalogadas como de igualdad.

   "El cambio de roles y responsabilidades no puede hacerse descansar exclusivamente sobre los hombros de las empresas ni sobre la organización vital propia de cada pareja", destacan.

   Otra de las integrantes del Grupo de Investigación Ana Rosa Argüelles Blanco, añade que "no se trata ya tanto de completar o mejorar la normativa existente como de garantizar su efectiva aplicación. Ello requiere sensibilización, formación y compromiso con la igualdad por parte de todo el personal con responsabilidades en la ejecución de las políticas públicas y la legislación".

   Reforzar y apoyar al máximo a la Inspección de Trabajo en su actuación es a su entender "crucial", como también lo es que los juzgados y tribunales tengan siempre muy presente la integración del principio de igualdad en la interpretación y aplicación de las normas, tal y como dispone el artículo 4 de la Ley Orgánica para la igualdad efectiva entre mujeres y hombres.

HISTORIA DEL GRUPO

   Este Grupo de Investigación se constituyó formalmente en 2015, pero llevaba ya décadas trabajando como grupo académico. La del ICA no es ni mucho menos la primera vez que el grupo ve reconocido su trabajo.

   El grupo de investigación está integrado por cuatro catedráticos de Universidad; Carolina Martínez Moreno, María Antonia Castro Argüelles (que lo coordina), Ignacio González del Rey y Ana Rosa Argüelles Blanco; seis profesores titulares de Universidad, Luis Antonio Fernández Villazón, Oscar Fernández Márquez, Paz Menéndez Sebastián Iván Antonio Rodríguez Cardo, Ángeles Ceinos Suárez y Diego Alvárez Alonso; dos titulares de escuela universitaria, Olga Estrada Alonso y Ana Luisa Rega. Este curso se ha incorporado al grupo Alba García Torres como ayudante doctora.

Lo más leído

  1. 1

    Un fármaco antiparasitario logra matar al coronavirus en 48 horas

  2. 2

    Detenido un hombre en Moratalaz que intentó rajar a varios agentes con dos catanas al grito de "Yo soy Dios"

  3. 3

    Muere a los 16 años Logan Williams, actor de The Flash y Supernatural

  4. 4

    Vox no apoya retirar dietas a los diputados por 'parón' de actividad porque siguen teniendo gastos

  5. 5

    Sánchez decidirá si amplía el estado de alarma según criterios sanitarios