Publicado 24/11/2021 11:45CET

Fiscalía pide 10 años de cárcel para el hombre acusado de sacar un ojo a otro durante una discusión de tráfico

Juzgados y Audiencia Provincial de Oviedo
Juzgados y Audiencia Provincial de Oviedo - EUROPA PRESS

OVIEDO, 24 Nov. (EUROPA PRESS) -

La Fiscalía del Principado de Asturias solicita 10 años de prisión para un procesado por la agresión, durante una discusión de tráfico en Lugones el pasado mes de enero, por la que un hombre de 52 años perdió el ojo izquierdo. El escrito de acusación provisional del Ministerio Fiscal ha sido presentado en la Sección Segunda de la Audiencia Provincial, con sede en Oviedo.

Según recoge el escrito de Fiscalía, sobre las 16.38 horas del día 10 de enero de 2021, el procesado conducía a gran velocidad un vehículo marca Hyundai por la calle Antonio Machado de la localidad de Lugones, cuando en un momento dado hizo un giro muy brusco hacia la calle Río Nora, por donde circulaba correctamente otro hombre, de 58 años, en un Volkswagen Passa.

El vehículo del procesado llegó a invadir el carril en el que se encontraba el de la víctima, colocándose muy próximo a él, por lo que este le recriminó su conducta con un gesto.

El procesado detuvo entonces su automóvil y dio marcha atrás, situándose cerca del coche de la víctima, comenzando una discusión, durante la cual el procesado descendió de su vehículo y le dio un golpe rápido y fuerte en la nariz, que le hizo sangrar. Entonces, este se bajó del coche, momento en el que el procesado le propinó un puñetazo muy fuerte y directo en el ojo izquierdo, y dos más a continuación, que le hicieron caer al suelo.

El procesado fue increpado por la gente que se encontraba en la calle, lo que hizo que se subiera a su vehículo y abandonara el lugar.

A consecuencia de los hechos, sufrió diversas lesiones, por las que perdió el ojo izquierdo. Como secuela le restan evisceración de ojo izquierdo. Deberá acudir a revisiones médicas cada seis meses y someterse a nuevas intervenciones para la restitución de la prótesis que se le colocó cada tres o cuatro años, debido a los desajustes que irá sufriendo la pieza protésica por la microporosidad del material y las modificaciones de la cavidad ocular, causando lo primero saturación de sales, proteínas y posibles conjuntivitis,
llegando a producir mayor secreción de mucosidad e infecciones.

El día después de producirse los hechos, el 11 de enero de 2020, el Juzgado de Instrucción número 2 de Siero dictó orden de prisión provisional del procesado, situación en la que continúa.

La Fiscalía considera que los hechos son constitutivos de un delito de lesiones y solicita que se condene al procesado a 10 años de prisión, inhabilitación absoluta durante el tiempo de la condena y costas.

El procesado, como responsable civil directo, deberá de indemnizar a la víctima con 5.570 euros por las lesiones causadas, 1.600 euros por la intervención quirúrgica, 59.200 euros por las secuelas y 13.700 euros por las futuras intervenciones a las que deberá someterse. De igual forma, al SESPA, con la cantidad que se determine en ejecución de sentencia por la asistencia prestada. Todo ello, más los intereses legales correspondientes.

Contador

Para leer más