Fiscalía pide 25 años de prisión para el acusado del crimen de Salesas en Oviedo

Publicado 30/07/2018 14:55:01CET

OVIEDO, 30 Jul. (EUROPA PRESS) -

La Fiscalía del Principado de Asturias ha solicitado, en su escrito de calificación provisional de los hechos, una condena de 25 años de prisión para el acusado del asesinato de un hombre cuyo cadáver fue localizado en el cuarto de basuras de un edificio de Oviedo, en Salesas, en el mes de junio de 2017. Además ha solicitado libertad vigilada durante 10 años, que incluiría la prohibición de residir en Asturias durante ese periodo de tiempo.

El Ministerio Fiscal sostiene que el acusado mantuvo una relación de pareja con la que por entonces compartía casa con la víctima. La relación había finalizado hacía 12 años, si bien seguía manteniendo en la fecha de los hechos contacto asiduo con ella y un vínculo afectivo importante. Así, no podía soportar que compartiera casa con la víctima en un edificio de la plaza de Primo de Rivera de Oviedo.

Como consecuencia de ello, el acusado, que conocía perfectamente la finca, su estructura y distribución (se había quedado a dormir en diferentes ocasiones y acudía a visitar a su expareja con asiduidad), concertó una cita con la víctima, inventándose una excusa para ello, la cual se desconoce.

De esta forma, según indica Fiscalía en nota de prensa, quedaron en encontrarse en el cuarto de basuras de la planta menos 1 del edificio pasadas las 00.00 horas del día 27 de junio de 2017, siendo perfectamente conocedor el acusado de que en ese lugar no habría nadie, ya que sólo acudía el portero a tirar la basura de los diferentes vecinos y siempre antes de las 22.00 horas, en que termina su jornada laboral.

Todo ello facilitaba que no apareciera ninguna persona que pudiera auxiliar a la víctima; ayudaba también que se trataba de un habitáculo de escasas dimensiones, de escasamente tres metros cuadrados, ocupados en su mayor parte por seis contenedores, lo que dificultaba cualquier posibilidad de maniobra, defensa o huida por parte de la víctima. Además, de los cuatro ascensores existentes en la finca, sólo los números 3 y 4 permitían el acceso al cuarto.

De esta forma, el acusado, sobre las 00.04 horas del 27 de junio de 2017, se dirigió al edificio y, tras picar en el telefonillo en reiteradas ocasiones, aprovechando que un vecino salía del inmueble y dejaba la puerta del portal abierta, se introdujo en el mismo, metiéndose en el ascensor número 3, que bajaba hasta la planta menos 1.

Allí, con un cuchillo, esperó escondido y agazapado a que bajara la víctima para encontrarse con él. Esto sucedió entre las 00.04 y las 00.10 horas, intervalo de tiempo en el cual la víctima, tras abrirse en la planta menos 1 la puerta del ascensor, fue a introducirse en el cuarto de basuras cuando, de forma absolutamente repentina y sorpresiva, el acusado se situó en frente del mismo y le asestó dos puñaladas mortales, una en el tórax y otra en la clavícula izquierda. La víctima cayó al suelo.

A continuación, a las 00.10 horas, salió por el portal con las manos metidas en los bolsillos para esconder el cuchillo y que no fuera grabado por las cámaras de seguridad instaladas en el portal, de cuya existencia tenía perfecto conocimiento el acusado. Este huyó en dirección a la calle General Elorza de Oviedo, abandonando al herido de muerte en el cuarto de basuras. Así, la víctima falleció en torno a las 03.50 horas de la madrugada de ese día 27 de junio de 2017. Según Fiscalía no existían signos de defensa en el cuerpo.

El acusado se encuentra en situación de prisión provisional sin fianza por esta causa desde el día 29 de junio de 2017.

La Fiscalía considera que los hechos son constitutivos de un delito de asesinato. Concurre la agravante de aprovecharse de las circunstancias del lugar, tiempo o auxilio de otras personas que debiliten la defensa del ofendido o faciliten la impunidad del delincuente.

Y solicita que se condene al acusado a 25 años de prisión y libertad vigilada por un período de 10 años y con la obligación de estar siempre localizable mediante aparatos electrónicos, comunicar inmediatamente en el plazo y por el medio que se establezca cualquier cambio de domicilio o lugar de residencia, la prohibición de aproximarse y comunicarse con los dos hermanos del fallecido y la prohibición de residir en el territorio de la provincia de Asturias, provincia de domicilio de los hermanos de la víctima.

Además, en concepto de responsabilidad civil, la Fiscalía solicita que el acusado indemnice a cada uno de los dos hermanos del acusado con 30.000 euros, más los intereses legales correspondientes.