Actualizado 22/04/2012 19:18 CET

Piden ocho meses de prisión y casi 7.500 euros al acusado de provocar un incendio en un monte de Hunosa

OVIEDO, 22 Abr. (EUROPA PRESS) -

El Fiscal Delegado de Medio Ambiente y Urbanismo de Asturias, Joaquín de la Riva, acusa de un delito de incendio forestal por imprudencia grave a un vecino de Gijón que presuntamente provocó un incendio en el concejo de Mieres. La vista oral está señalada para este lunes, 23 de abril de 2012, en el Juzgado de lo Penal número dos de Oviedo, a las 10,45 horas. Entre sanciones e indemnizaciones, la acusación exige el pago de casi 7.500 euros y una condena de ocho meses de prisión.

La Fiscalía sostiene, en una nota de prensa, que el 23 de abril de 2009, el acusado, A. Ll. Á., prendió fuego a unos restos vegetales en una finca ubicada en las proximidades de Santo Emiliano, en el concejo de Mieres, a pesar de no tener autorización y haciéndolo sin adoptar las precauciones más elementales para evitar la propagación de las llamas, sin realizar cortafuegos ni disponer de agua ni medios de extinción -como batefuegos-, sin avisar al 112, a la Guardería de Medio Rural o la Guardia Civil, y haciéndolo en solitario y a menos de diez metros de superficie arbolada. Así, el fuego se le escapó sin poder controlarlo, afectando a diverso arbolado en un monte propiedad de Hunosa y valorado pericialmente en 1.446 euros, quemando también un cierre colocado como llevador de la finca, cuya reparación ascendió a 80,84 euros. Fue necesaria la intervención de Bomberos de Asturias con un helicóptero. Los gastos de extinción ascendieron a 3.613,82 euros.

También resultó quemada una parcela de monte propiedad de un particular, sin que conste el importe de los perjuicios ocasionados.

El Fiscal considera los hechos constitutivos de un delito de incendio forestal cometido por imprudencia grave del artículo 358 en relación con el 352 del Código Penal, y en relación con el 5.1 de la Ley del Principado de Asturias 3/2004, de 23 de noviembre, de Montes y Ordenación Forestal, y solicita que se condene al acusado a la pena de ocho meses de prisión y el pago de una multa de ocho meses a razón de doce euros al día, junto con las costas del juicio.

Además, pide una indemnización de 80,84 para el dueño del cierre dañado, de 1.446 euros para Hunosa, de 3.163,82 euros para Bomberos de Asturias por los gastos de extinción y de la cantidad que se acredite en la sentencia para el propietario de la parcela particular quemada.