Publicado 22/09/2022 16:07

Rechazada una proposición del PP para establecer ayudas educativas directas para todas las familias asturianas

La diputada del PP en la Junta General, Gloria García
La diputada del PP en la Junta General, Gloria García - CAPTURA DEL CANAL DE YOUTUBE DE LA JUNTA GENERAL

OVIEDO, 22 Sep. (EUROPA PRESS) -

El pleno de la Junta General ha rechazado este jueves, con los votos de PSOE, Podemos e Izquierda Unida, una Proposición no de ley (PNL) del PP sobre ayudas educativas para las familias.

La diputada del PP en la Junta General Gloria García ha sido la encargada de defender una iniciativa "necesaria y de justicia" para instar al Principado a establecer una línea de ayudas directas de 200 euros por hijo que curse estudios entre Educación Infantil y Bachillerato o Formación Profesional para todas las familias en Asturias; e iniciar de una vez los trámites necesarios para asumir la gestión de las escuelas infantiles de 0 a 3 y, de este modo, que pase a ser una etapa educativa gratuita.

La proposición también planteaba instar al Gobierno de España a crear "un fondo extraordinario de cooperación territorial que permitiera reforzar las ayudas en educación para las familias españolas y, por ende, las asturianas".

Desde el PP no aceptaron las enmiendas de Vox que pedían habilitar la concertación con las escuelas privadas de 0 a 3 años; y establecer una línea de ayudas directas de 200 euros por hijo que curse estudios entre Educación Infantil y Bachillerato o Formación Profesional para todas las familias en Asturias tanto para escuelas públicas, como concertadas y privadas.

Tanto Ciudadanos como Foro y Vox se mostraron favorables a la iniciativa 'popular', mientras que IU, Podemos y PSOE criticaron la incoherencia de plantear en una misma sesión bajar impuestos e incrementar ayudas públicas sin fijar, además, límite de renta sino apostando por el "café para todos".

Por otra parte, el pleno también ha debatido otra PNL del PP que pedía al Principado instar al Gobierno central a respetar la autonomía financiera y la capacidad normativa que en materia tributaria reconocen la Constitución y las leyes a las comunidades autónomas; y no llegar a acuerdos que vulneren la legislación vigente a cambio de votos de unas formaciones políticas que han demostrado en numerosas ocasiones su deslealtad con España cuando no su claro objetivo de destruir nuestra nación.

La iniciativa, que no incorporó una enmienda de Vox, decayó por los votos de PSOE, Podemos e IU. Los tres grupos de la izquierda defendieron la armonización fiscal y la redistribución de la riqueza para garantizar la prestación de servicios públicos de calidad dentro del modelo democrático del estado del bienestar.

Mientras que el diputado del PP Pablo González defendió la propuesta de su partido de deflactar el IRPF, criticando al PSOE por empeñarse "en subir impuestos"; la portavoz de IU, Ángela Vallina, preguntó a los 'populares' cómo se puede defender a la vez la unidad de España y la secesión fiscal o defender, siendo gente "común y corriente", los privilegios de una minoría rica.

Manuel Cifuentes (Cs) afirmó que ya existe cierta armonización fiscal y reprochó al PSOE pretender cambiar las reglas del juego cuando no le convienen; y la diputada de Vox, Sara Álvarez Rouco reclamó un "sistema tributario igualitario en todo el territorio nacional", que permitiera "bajar los impuestos por igual a todos los españoles".

Desde el PSOE, Luis Ramón Fernández Huerga criticó a los "patriotas de boquilla y de bandera" e insistió en que con la armonización no se pretende eliminar la autonomía fiscal de las comunidad sino evitar "guerras fiscales" entre territorios, garantizar la cohesión social y corregir las desigualdades.

En la jornada de este jueves tampoco salió adelante una Proposición no de ley (PNL) de Vox que pretendía instar al Principado de Asturias a pedir al Gobierno de España que se elabore un plan nacional de soberanía energética.

Contador

Más información