Actualizado 22/03/2012 20:52 CET

Rivero: "El edificio del Carbayín constituye un monumento al despilfarro del dinero público"

OVIEDO, 22 Mar. (EUROPA PRESS) -

El consejero de Economía y Empleo del Principado, José Manuel Rivero, ha asegurado este jueves que el edificio construido en Carbayín por el anterior Gobierno regional y que estaba destinado a albergar el Centro Tecnológico Forestal y de la Madera (Cetemas) supone un "monumento al despilfarro del dinero público".

El consejero ha visitado esta mañana las instalaciones acompañado del alcalde de Siero, Eduardo Martínez Llosa. El inmueble, cuyo coste inicial fue de 1,2 millones de euros, fue anunciado en 2001 y concluido en 2005 sin un uso concreto, aunque se barajó instalar un centro formativo. "En 2006, se anunció que sería la sede del Cetemas pero, desde entonces, permanece abandonado", apuntan desde el Ejecutivo autonómico incidiendo en que el edificio "presenta humedades, paredes descascarilladas y sufre de filtraciones de agua, consecuencia del normal deterioro tras más de un lustro sin actividad".

En declaraciones a los medios de comunicación, Rivero ha asegurado que el edificio "representa perfectamente la cultura del Gobierno anterior, en la que no había ningún seguimiento del dinero público".

Así, ha subrayado que para construir un edificio es necesario concretar previamente sus "usos y cometidos" de forma que pueda gozar de actividad una vez concluido. "No se puede hacer un edificio de estas características sin un fin pretendido de antemano. Hay que buscar el fin y luego hacer el edificio", ha resumido.

Por ello, ha considerado que el estado del inmueble responde a un "fracaso político" que no solo no se admitió sino que, para tratar de "enmascararlo", se decidió posteriormente que acogiera el Cetemas, "lo cual conllevaba una nueva inversión millonaria (2,8 millones de euros) para adecuar las instalaciones que no se llegó a acometer, a pesar de que el centro tecnológico pagó más de 23.000 euros por un informe para la adaptación del inmueble".

El consejero ha asegurado que, en la actualidad, están abiertas todas las posibilidades en relación al futuro uso del inmueble. "El Cetemas se encuentra en la actualidad en Grao con necesidades de crecimiento pero la actividad de este centro no se adecúa a las instalaciones, que requerirían una adecuación inviable ante las actuales circunstancias presupuestarias y de austeridad, en las que es necesario priorizar proyectos que no requieran una inversión adicional", apuntan desde el Ejecutivo.

Rivero ha recordado que, desde la llegada del nuevo Gobierno, "se ha dotado de un uso y un cometido a los edificios públicos de forma que se utilicen aquellos que pueden tener actividad y, los que no sea posible, se prescinda de ellos para obtener, al menos, algún rendimiento". En todo caso, ha asegurado que esta segunda opción "no se baraja en el caso del Carbayín".