Publicado 27/09/2022 12:23

Salud ampliará la edad en los cribados del cáncer de colon y mama hasta los 75 años

El consejero de Salud, Pablo Fernández Muñiz, con integrantes de la Asociación Española contra el Cáncer.
El consejero de Salud, Pablo Fernández Muñiz, con integrantes de la Asociación Española contra el Cáncer. - EUROPA PRESS


OVIEDO, 27 Sep. (EUROPA PRESS) -

El consejero de Salud del Gobierno asturiano, Pablo Fernández Muñiz, ha anunciado este martes que su departamento ampliará la edad en los cribados del cáncer de colon y de mama, hasta los 75 años en lugar de los 70 actuales. En el caso del cáncer de mama, también se adelantará la edad a la que comienza el estudio.

Fernández Muñiz ha anunciado estas medidas después de inscribirse en la carrera solidaria 'En marcha Asturias', de la Asociación Española contra el Cáncer. En declaraciones a los medios, ha explicado que en la primera reunión del comité asesor del cáncer de Asturias, celebrada ayer, se abordó este asunto, así como la futura implantación de nuevos cribados relacionados con cáncer de pulmón o estómago en próximos años.

El titular de Salud ha reconocido que durante la pandemia, especialmente en el confinamiento, el diagnóstico de cáncer se vio afectado, pero ha asegurado que "ya se ha recuperado mucho del retraso" que había, por ejemplo, en los programas de cribado. "Todavía se puede mejorar", ha concedido.

ADVIERTE DE "DATOS PREOCUPANTES" SOBRE EL COMPORTAMIENTO DE LA GRIPE

Por otro lado, preguntado sobre la nueva campaña de vacunación contra la Covid-19 y la gripe, el consejero ha dicho que este lunes ya ha comenzado la administración de las dosis tanto a personas institucionalizadas como a trabajadores sociosanitarios.

A partir del 10 de octubre, ha adelantado, se va a empezar a vacunar también a mayores de 80 años que vivan en sus domicilios.

Ha advertido, asimismo, de la importancia de vacunarse contra la gripe este año, ya que se han visto "datos preocupantes" sobre cómo se ha comportado la gripe en el hemisferio sur, ya que según los técnicos, "puede estar teniendo más mortalidad que otros años".

Es por ello que ha subrayado la existencia de "razones de peso" para que quienes tiene prescrita la vacuna se la administren, y ha pedido también un uso responsable de la mascarilla para todos aquellos que manifiesten algún síntoma de infección respiratoria, "aunque sea un catarro común".