El acusado de maltratar a su pareja e incendiar su vivienda admite los hechos y acepta 5 años y 6 meses de cárcel

Actualizado 12/03/2019 12:13:34 CET

   OVIEDO, 12 Mar. (EUROPA PRESS) -

    El acusado para el que Fiscalía pedía una pena de 14 años y once meses de prisión por maltratar y amenazar a su pareja y prender fuego al inmueble en el que vivía la mujer con su hijo menor de edad en Carreño ha aceptado este martes los hechos que se le imputan y una pena de cárcel de cinco años y seis meses.

   El hombre ha asegurado ante el tribunal que "está pasando un mal momento ahora mismo" y ha añadido que "lo siente". El juicio no ha llegado a celebrarse al llegar las partes a un acuerdo.

   Dicho acuerdo implica, además de la pena de cinco años y seis meses de prisión, que el condenado deba abonar dien concepto de responsabilidad civil, 80.171,80 euros a la propietaria del inmueble por los daños ocasionados, más los intereses legales correspondientes; a la víctima, con 27.270 euros, con 16.034,16 euros por el lucro cesante derivado de la pérdida de actividad industrial y con 18.000 euros por el daño moral causado, todo ello más los intereses legales correspondientes.

LOS HECHOS

   El escrito del fiscal sostiene que el procesado, sobre las 00:30 horas del día 3 de mayo de 2015, en la calle Valdés Pumarino, en Candás, inició una discusión con su entonces pareja sentimental, nacional de Venezuela, en el transcurso de la cual la empujó contra un vehículo. Se inició entonces un forcejeo, en el que el procesado se cayó al suelo, aprovechando la mujer para salir corriendo.

   El acusado la persiguió y, una vez que le dio alcance, la cogió fuertemente por los brazos y por las muñecas, la empujó y la zarandeó, al tiempo que le decía: "Puta, zorra, asquerosa, te voy arruinar la vida, qué te hice yo para merecer esto, te quiero pero te odio, te vas a arrepentir y te voy a arruinar la vida y te voy a quemar la casa y el coche."

   A consecuencia de la agresión, la mujer sufrió lesiones que precisaron para su sanidad de una primera asistencia facultativa, tardando en curar 7 días. Posteriormente, sobre las 06:00 horas de ese mismo día, el procesado acudió al domicilio de la mujer, en el municipio de Carreño, donde la víctima residía régimen de alquiler en compañía de su hijo. La casa tenía varias plantas, siendo la parte superior vivienda y la inferior un bar regentado por la mujer.

   Así, el procesado accedió al mismo violentando la puerta de entrada principal con un instrumento cuyas características no constan. Una vez en el interior, el procesado prendió fuego al inmueble, tanto en la parte superior como en la inferior, colocando en la habitación principal diversos enseres para avivar el fuego y conseguir una rápida propagación de las llamas.

   El inmueble ardió de manera inmediata, siendo precisa la intervención de los bomberos para sofocar el mismo e impedir que las viviendas cercanas del casco urbano se viesen afectadas. Las llamas quedaron controladas sobre las 11.30 horas, aunque no extinguidas.

   En el momento de los hechos, ni la mujer ni su hijo se encontraban en el interior del inmueble.