Las víctimas de Madrid y Asturias elevan a 19 las mujeres asesinadas por violencia machista en lo que va de 2018

Teléfono de atención 016
TELÉFONO DE ATENCIÓN 016
Publicado 06/07/2018 16:53:52CET

MADRID/OVIEDO, 6 Jul. (EUROPA PRESS) -

Las dos mujeres que han sido asesinadas este viernes en Madrid y en La Felguera (Asturias) presuntamente a manos de sus parejas o exparejas elevan a 19 el número de víctimas mortales por violencia de género en lo que va de año, según consta en la última actualización del Ministerio de Igualdad realizada este viernes 6 de julio.

La Policía Nacional ha detenido este viernes a un hombre por la muerte violenta de una mujer en el distrito madrileño de Tetuán. Era la expareja de la víctima y tenía una orden de alejamiento respecto de ella.

Por otro lado, un hombre ha matado presuntamente a su mujer en su vivienda del barrio de La Campa, en la Felguera (Asturias) y posteriormente se ha tirado por la ventana y ha fallecido. Se ha constatado que no existían denuncias previas registradas entre el matrimonio.

Las dos mujeres han sido contabilizadas oficialmente en el balance de víctimas, según el cual no consta que ninguna tuviera hijas o hijos menores de edad, por lo que el número de huérfanos por violencia de género se mantiene en 12.

Del total de asesinadas en lo que va 2018 sólo cuatro habían presentado denuncia previa contra su agresor, pero dos de ellas decidieron no continuar con el procedimiento. Otras dos sí tomaron la decisión de seguir, entre las que está la mujer asesinada de Madrid, cuya expareja tenía una orden de alejamiento.

Contando con este caso, en tres se solicitaron medidas de protección y se adoptaron, aunque posteriormente en uno de ellos se perdió la vigencia de las mismas. Además, en uno de los casos se produjo un quebrantamiento de la medida de alejamiento con consentimiento de la víctima.

Del total de víctimas, 14 eran españolas y cinco extranjeras. Diez convivían aún con su agresor y otras ocho no convivían con él, mientras que en un caso no consta esta circunstancia. En 13 de los casos, se considera que víctima y agresor eran pareja, y en seis de ellos que eran expareja o estaban en fase de ruptura. Más de la mitad de las víctimas tenían entre 41 y 50 años, y cinco de ellas tenían de 31 a 40 años.