Actualizado 04/11/2010 14:27

Industria participa en la recuperación paisajística de antiguas explotaciones mineras en Las Rozas de Valdearroyo

12:00.- Despacho del consejero.El consejero de Industria y Desarrollo Tecnológic
EP/GOBCANTABRIA

SANTANDER, 4 Nov. (EUROPA PRESS) -

La Consejería de Industria y desarrollo Tecnológico del Gobierno de Cantabria participa en la recuperación paisajística de las antiguas explotaciones mineras en Las Rozas de Valdearroyo.

El consejero, Juan José Sota, ha recibido en su despacho al alcalde de Las Rozas de Valdearroyo, Rubén Pérez Carbajo, para buscar fórmulas de colaboración y eliminar los riesgos potenciales de accidentes en antiguas explotaciones mineras abandonadas en el municipio.

En el encuentro, Sota ha mostrado al alcalde la voluntad de participar económicamente desde la Consejería para ejecutar el proyecto, que se lleva a cabo con fondos de financiación europeos para el desarrollo rural a través del programa PRODER, junto con la Administración local, a través de la Dirección General de Industria.

El consejero ha señalado que lo que se pretende es "recuperar esta área degradada con una acciones medioambientales, eliminando riesgos y así generar una zona segura ante posibles accidentes".

El presupuesto de las obras, que comenzarán el próximo año, asciende a un total de 424.321,57 euros.

PROYECTO

El proyecto de restauración y rehabilitación ambiental se centra sobre una antigua explotación de carbón a cielo abierto, concesiones actualmente caducadas y cuyos trabajos están abandonados, en las zonas conocidas como Plaza de la Mina, Las Rozas, Calleja Honda y Peñarrevías.

La actuación ambiental en la zona de la Plaza, donde se ubican las antiguas edificaciones fabriles y la zona de la escombrera de Las Rozas que, por sus singulares ubicaciones, la primera en el núcleo urbano y la segunda en un alto desde el que se domina el Pantano del Ebro, pueden tener un enorme valor añadido para el pueblo.

Para ello, se procederá al desmantelamiento de los antiguos restos industriales y al encauzamiento de las aguas, con lo que se eliminará el riesgo de accidente que suponen estos edificios en desuso y la contaminación de las aguas del Pantano del Ebro.

También se persigue devolver a su estado original los terrenos que ocupan las escombreras, mediante el acondicionamiento topográfico y la revegetación mediante plantaciones de especies autóctonas.

S trata no sólo de restaurar y rehabilitar ambientalmente el área ocupada por las escombreras y antiguas instalaciones de la explotación de lignito, sino que también se tratará de atajar el deterioro social que generan la suciedad de calles y casas, la contaminación del Pantano del Ebro y la degradación en el uso del ocio que tiene este lugar público.

En la zona de Calleja Honda se actuará sobre hundimientos localizados y en la escombrera de Peñarrevías, que se encuentran en una pendiente natural del terreno, se dará cobertura vegetal para evitar el proceso de erosión producido por las aguas que provocan arrastres de restos de carbón y contaminación.

En el encuentro ha participado también el director general de Industria, Marcos Bergua, así como Martín Vega, jefe de servicio de Inspección y Seguridad de la Dirección General de Industria.