CANTABRIA.-Torrelavega.- PP denuncia deficiencias en el edificio multiusos y en las pistas de tenis de la Lechera

Publicado 09/10/2014 18:38:39CET

TORRELAVEGA, 9 Oct. (EUROPA PRESS) -

El concejal del PP, Enrique Gómez Zamanillo, ha denunciado la existencia de deficiencias en el edificio multiusos y en las pistas de tenis de la Lechera debido a la "negligencia" -dice- de los concejales de Obras y Deportes, al no haber realizado "ningún seguimiento de estas obras que se iniciaron hace diez meses", cuando era alcalde Ildefonso Calderón, y se terminaron a finales de agosto.

Según denuncia en un comunicado de prensa, el edificio multiusos de la Lechera "tiene problemas con el suministro eléctrico y hay goteras y filtraciones de agua que cuestionan el buen acabado de la cubierta de las pistas de tenis".

"Falló en tres ocasiones el suministro eléctrico del edificio multiusos mientras se estaba celebrando una velada de boxeo profesional con motivo de su inauguración el pasado sábado. La velada quedó deslucida por estos cortes de luz y porque el recinto no estaba en condiciones de abrirse al público. El Ayuntamiento hubiera hecho el ridículo si el espectáculo se hubiera retransmitido por televisión", afirma Gómez Zamanillo.

En lo que respecta a las pistas de tenis, el concejal popular advierte también de que "están mal acabadas, porque hay goteras y entra agua por algún lateral".

Gómez Zamanillo hace responsables de estas deficiencias a los concejales regionalistas de Obras y Deportes, "porque ambos se han desentendido de unas inversiones que repudiaron cuando estaban en la oposición, porque los dos votaron en contra de acabar el edificio multiusos y de cubrir las pistas de la Lechera a pesar de que teníamos un 80% del coste de la obra como subvención del Gobierno de Cantabria", añade.

El concejal popular ha valorado como "una gran irresponsabilidad haber dado la espalda a estas obras por cuestiones puramente políticas y no haber exigido que se acabaran como es debido todos los detalles".

Gómez Zamanillo cree que "estas carencias no existirían si los concejales responsables de la supervisión de estas obras las hubieran vigilado de cerca durante su ejecución", algo que "no ha sucedido porque están más preocupados -dice- de asistir a actos sociales que de trabajar en lo que realmente necesita el Ayuntamiento y los ciudadanos".