Publicado 25/04/2016 19:29CET

Cruz Roja y Bankia ponen en marcha un curso de capacitación profesional para 18 personas desempleadas

SANTANDER, 25 Abr. (EUROPA PRESS) -

Cruz Roja y Bankia apuestan por el empleo de las personas más vulnerables y han alcanzado un acuerdo de colaboración que permite la puesta en marcha en Cantabria de un curso de capacitación profesional para 18 personas en situación de desempleo.

El curso 'Operaciones básicas de Bar y Restaurante' tendrá una duración de 240 horas teórico/prácticas, estará dirigido a 18 alumnos y comenzará el próximo 2 de mayo. El curso está gestionado por las Asambleas de Cruz Roja de Santander y Torrelavega.

Estas iniciativas tienen como objetivo, por un lado, mantener activadas a las personas en el proceso de búsqueda, mejorando sus capacidades, información y acceso a recursos. Y por otro lado, incrementar su empleabilidad a través de la capacitación y recualificación profesional en el sector de la Hostelería.

"Gracias a la colaboración de Bankia, Cruz Roja ha podido poner en marcha este nuevo curso de capacitación profesional para mejorar la empleabilidad de las personas con más dificultades, reforzando sus capacidades para que puedan acceder a un empleo en las mejores condiciones", señala Beatriz Aldama, coordinadora de Cruz Roja en Cantabria.

Bankia colabora con una aportación de 500.000 euros anuales con Cruz Roja para la financiación de programas y proyectos de empleo en 16 provincias de todo el territorio, que permiten mejorar la empleabilidad y favorecer la inserción laboral de jóvenes en dificultad social, familias con todos sus miembros en paro y personas mayores de 45 años afectadas por la crisis.

En Cantabria, Bankia colabora con una aportación de 14.000 euros para la financiación de proyectos y cursos de empleo durante este año.

EL PLAN DE EMPLEO DE CRUZ ROJA

Las actuaciones del Plan de Empleo de Cruz Roja están dirigidas a apoyar a las personas más vulnerables en su camino hacia el empleo, desde la orientación a la búsqueda de trabajo hasta la propia inserción laboral, pasando por acciones formativas en competencias que permitan trabajar en un sector determinado.

Desde la puesta en marcha del Plan de Empleo de Cruz Roja, una de cada tres personas participantes ha mejorado sus competencias profesionales, aumentando así las posibilidades de acceder a un empleo.