FIS.- Un centenar de músicos de 7 países europeos actúan mañana con la violinista Lisa Batiashvili

Actualizado 27/08/2015 19:06:48 CET

SANTANDER, 27 Ago. (EUROPA PRESS) -

Casi un centenar de jóvenes músicos de siete países de la Europa del Este, y que integran la 'I, cultura orquestre' actúan este viernes, 28 de agosto, en el Festival Internacional de Santander (FIS), a las 20.30 horas en el Palacio de Festivales, junto a la violinista Lisa Bathiasvilli.

Se trata de la primera actuación de esta orquesta en España, y con la que concluye la gira que vienen desarrollando, que comenzó en Polonia, donde la agrupación tiene su sede, y que les ha llevado a actuar en distintas ciudades y países, como Berlín, y dentro de la que ha destacado el concierto que ofrecieron hace unos días en Kiev ante más de 50.000 personas.

En la capital cántabra, la 'I, culture' orquesta, --que además de aglutinar a países europeos del Este a través de la música y la educación, fomentando valores como la amistad o la solidaridad--, ofrecerá un recital de hora y media en la Sala Argenta, con obras de Alexander Mosolov (Factory: machine-music (Iron Foundry) Op. 19), Serguei Prokofiev (Concierto para violín y orquesta Nº 1 Op. 19), Sulkhan Tsintsadze (Miniatures) y Leo* Janácek (Taras Bulba, rapsodia para orquesta).

El concierto ha sido presentado por su director, Kirill Karabits, en una rueda de prensa que ha ofrecido junto a la violinista Lisa Bathiasvilli, el director del FIS, Jaime Martín, y Eva Bogusz Moore, que es directora ejecutiva de la orquesta, que ha recordado que se fundó en 2011 con la idea de conectar a siete países de la Europa del Este, como Armenia, Moldavia, Ucrania, Georgia o Azerbayán, a través de la educación y la música, pero fomentando también valores como la amistad o la solidaridad, con la idea última de que estos estados se comuniquen entre sí.

Se trata así de un intercambio cultural, de ahí que los programas pongan énfasis en temas y culturas de cada estado que está representado, para procurar la integración de unos y otros.

Así, por ejemplo, han resaltado que el concierto de Kiev supuso algo "increíble" y "abrumador" por la cantidad de gente, pero también una "explosión cultural", tanto para los artistas como para el público asistente.

En este punto, la violinista ha expresado que se trata de un proyecto "muy importante y personal" para ella, ya que cuando era joven "soñaba" con "alguna forma" de "mezclar" y "conectar" países del este europeo con los del oeste, a través del "puente" que supone Polonia.

Al respecto, el director del concierto ha apuntado que los músicos se incorporan al proyecto con sus propias ideas, pero "rápidamente" las "dejan de lado" y "se convierten en una orquesta".

Finalmente, han explicado que si bien cada año se hacen audiciones para seleccionar nuevos músicos que toquen en el marco de este proyecto, aproximadamente el 40% de los que integran la orquesta -95 en el actual programa- han participado en ediciones previas, en las que ha llegado a haber un total de 120. Todos ellos son jóvenes, pues tienen menos de 18 años.