Publicado 20/03/2014 21:31CET

El alcalde detalla a los comerciantes de la calle Cádiz el desarrollo de las obras de peatonalización

Reunión con los comerciantes de la calle Cádiz
AYUNTAMIENTO

Los trabajos se dividirán en cuatro fases

SANTANDER, 20 Mar. (EUROPA PRESS) -

El alcalde de Santander, Iñigo de la Serna, se ha reunido este jueves con los comerciantes de la calle Cádiz para explicarles con detalle cómo será el desarrollo de las obras de peatonalización que van a tener lugar en la zona, que darán comienzo a finales de este mes de marzo.

Durante la reunión, celebrada en el Ayuntamiento y en la que ha participado también el concejal de Infraestructuras, Urbanismo y Vivienda, César Díaz, así como los técnicos municipales responsables de la obras, y personal de la empresa constructora, los representantes municipales han explicado a los comerciantes que, para garantizar la accesibilidad peatonal a los comercios y portales existentes, así como la circulación de los vehículos autorizados, se prevé la ejecución de los trabajos en cuatro fases.

En cada una de las fases, se realizarán todos los trabajos de demolición de pavimentos, instalación de canalizaciones y arquetas, y se dejará una solera de hormigón que permita el paso de peatones y vehículos.

El alcalde ha indicado que el objetivo es afectar lo menos posible a la actividad comercial, por lo que se prevé que, a comienzos del verano, todo el tramo peatonal de la calle Cádiz esté completamente hormigonado, y que la zona de la acera junto a los comercios pueda estar totalmente pavimentada antes del 25 de julio, según informa el Ayuntamiento en nota de prensa.

Las obras empezarán con la reordenación, mediante señalización horizontal y vertical, de las plazas de aparcamiento en la calle Calderón de la Barca, entre Isabel II y la plaza de Alfonso XIII, en donde se pasará de 8 a 34 plazas de vehículos. Paralelamente, se acometerán los primeros trabajos en el tramo de la calle Cádiz situado entre la plaza de Alfonso XIII y la Catedral.

Asimismo, se aprobará próximamente la incorporación de 25 nuevas plazas de OLA para residentes en la calle Antonio López, que ahora están destinadas a alta rotación, lo que impide su uso por los residentes de la zona.

De la Serna ha hecho hincapié en que se trata de una nueva actuación estratégica para la ciudad, enmarcada en un "trascendental proceso de transformación urbana" asociada a varios acontecimientos tan significativos como la construcción del Centro Botín, la ampliación de los Jardines de Pereda, la recuperación de espacios en el frente marítimo o la puesta en marcha de nuevas dotaciones turísticas y culturales concentradas en el anillo cultural.

En la misma línea, ha incidido en que la actuación en la calle Cádiz, impulsa y complementa los numerosos cambios que están aconteciendo en Santander con el fin de generar "nuevos espacios de convivencia y de protagonismo para el ciudadano, en la línea de otras ciudades europeas", dando continuidad a las peatonalizaciones llevadas a cabo en otras calles del centro de la ciudad.

Además, ha recordado que el Ayuntamiento y la Fundación Botín han firmado un convenio por el que la Fundación colaborará en la financiación de esta actuación.

"Agradecemos a la Fundación Botín su compromiso permanente con la ciudad de Santander, que una vez más se pone de manifiesto a la hora de llevar a cabo un proyecto tan importante que, junto con el resto de actuaciones del entorno, supondrá un impulso a la dinamización del centro de la ciudad y a la generación de actividad económica y empleo", ha afirmado el alcalde.

CARACTERÍSTICAS DEL PROYECTO

El proyecto, adjudicado a la UTE Dragados-Cuevas, por un presupuesto de 1.028.994 euros y un plazo de ejecución de seis meses, tiene como finalidad reordenar el tramo de la calle Cádiz, comprendido desde su intersección con la calle Isabel II hasta la plaza de Alfonso XIII, como consecuencia del proyecto de ampliación de los Jardines de Pereda, actualmente en ejecución.

La actuación que se ejecutará en la calle Cádiz dará continuidad a las realizadas en las calles Juan de Herrera, Lealtad y Emilio Pino aunque será diferente en cuanto al uso, ya que se trata de la primera peatonalización en Santander en la que se va a permitir que exista una circulación restringida para determinados vehículos, ya que en ese tramo de la calle Cádiz se encuentran algunos garajes, así como la entrada al Hotel Bahía, al que hay que permitir el acceso, al igual que a los camiones del servicio de recogida de residuos.

La peatonalización de la calle Cádiz tendrá las mismas características técnicas y estéticas que el desarrollado en las calles Lealtad y Emilio Pino. De esta forma, se dejarán dos franjas laterales de losas de gratino cortadas por una cenefa de adoquines de múltiples colores de 1,80 metros de ancho.

En el centro, se colocará una franja de 6 metros -por la cual podrán circular los vehículos- pavimentada con baldosas cuadradas de 1 metro, de color azul noche y oro cristal.

En la zona de la calle Cádiz que se cruza con la calle Juan Plaza García se proyecta la creación de una nueva plaza que tendrá la misma pavimentación que la plaza creada en Lealtad frente a las escaleras que dan acceso a La Catedral.

El tramo de la calle Cádiz entre Isabel II y Lealtad se modificará con el fin de que pase a ser bidireccional, de forma que los vehículos que circulen por esta zona tengan salida directa a la calle Isabel II.

Además, se instalará un grupo semafórico en el cruce de la calle Cádiz con la calle Isabel II, que permitirá regular el tráfico de vehículos e incrementar la seguridad a la hora de cruzar los peatones.

La zona peatonal contará al final de la calle, a la altura del Hotel Bahía, con una plataforma giratoria, para que los vehículos pesados puedan dar la vuelta sin necesidad de realizar maniobras peligrosas para los peatones.

El proyecto contempla, además, el soterramiento de los contenedores de residuos en el tramo objeto de la peatonalización, al igual que la instalación de bancos y papeleras, y la renovación de las redes de saneamiento y abastecimiento de agua.

Otra de las actuaciones que se llevarán a cabo será la restauración del muro de la Catedral que coincide con la calle Cádiz, mejorando su aspecto y poniendo en valor un elemento patrimonial más de la ciudad, enmarcado dentro del Anillo Cultural del centro.

Para leer más